Martes, 19 de Septiembre de 2017

8.386 GALLEGOS EMIGRARON A OTROS PAÍSES

Galicia perdió 9.495 habitantes en 2016, un 0,35% de su población, mientras España gana

La población en Galicia a fecha de 1 de enero de 2017 se situó en 2.710.607 habitantes, después de perder 9.495 residentes a lo largo de 2016, según las cifras de población que publica este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con estas cifras, la Comunidad gallega pasó de tener 2.720.102 habitantes a 1 de enero de 2016 a 2.710.607 en la misma fecha de 2017, lo que supone un descenso del 0,35%.

Este es el sexto año consecutivo de descenso de población --en 2010 hubo repunte--, si bien esta bajada de 9.495 es menos acusada que los más de 14.000 residentes que se perdieron en 2015. En estos seis años Galicia se ha quedado sin 62.808 habitantes.

El descenso de población a lo largo de 2016 en Galicia contrasta con el aumento producido de media en España de 88.867 personas (+0,19%). El número de habitantes decreció durante 2016 en Castilla y León, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Principado de Asturias, Aragón, Cantabria y La Rioja. Y aumentó en el resto de comunidades autónomas.

Todas las provincias gallegas pierden habitantes en 2016. La mayor disminución se produjo en Ourense, tanto en cantidad como porcentualmente, con un retroceso de 3.015 habitantes (-0,96%) hasta 311.648.

En Lugo la pérdida fue de 2.562 personas hasta 333.574 (-0,76%). El descenso en A Coruña fue de 2.326 personas (-0,2%) hasta 1.121.788. Y en Pontevedra baja en 1.593 personas (-0,17%) a 943.596.

Así, en Galicia hay 1.400.923 mujeres y 1.309.684 hombres. Del total, 665.831 tienen 65 o más años (son el 24,6%), y entre ellos hay 41.792 personas de 90 o más años.

MIGRACIONES

Por su parte, el saldo vegetativo en Galicia fue negativo en 2016, con 12.683 defunciones más que nacimientos. Sin embargo, registra un saldo migratorio positivo con el extranjero en 4.772 personas, lo que supone un crecimiento exponencial en comparación con las 41 que arrojaba este capítulo en 2015.

Esto supone que 13.159 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en Galicia en 2016, frente a las 8.386 que emigraron a otros países.

En contraposición, el saldo de migraciones entre Galicia y otras comunidades españolas es negativo, con una pérdida de 1.585 personas en 2016. Esto se traduce en que de la Comunidad gallega marcharon a otros puntos de España 14.035 personas, mientras que de otras autonomía llegaron a tierras gallegas 12.451 residentes.

El flujo interautonómico de Galicia es negativo por cuarto año consecutivo --desde 2013--, aunque la pérdida en 2016 de 1.585 personas es menor que la de 1.892 que se registró en 2015.

DATOS ESTATALES

La población residente en España creció en 2016 por primera vez desde el año 2011 hasta los 46.528.966 habitantes, con un incremento de 88.867 personas, según las 'Cifras de población a 1 de enero de 2017, Estadística de Migraciones 2016' publicadas este jueves 29 de junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la población crece un 0,19 por ciento con respecto al año anterior, cuando había 46,4 millones de habitantes y rompe una tendencia a la baja que venía registrándose desde 2011, el último año en el que se produjo un crecimiento poblacional (del 0,32 por ciento). En 2012 ya se redujo hasta los 46,8 millones de habitantes; en 2013, hasta los 46,7 millones; en 2014, a 46,5 millones; y en 2015, a 46,4 millones.

Del total de habitantes que residen en España en la actualidad, 42,1 millones son españoles y 4,4 millones, extranjeros. En concreto, el número de españoles aumentó en 2016 en 81.975 personas y el de extranjeros, en 6.892. En estos resultados influye el proceso de adquisición de nacionalidad española que afectaría a 150.739 residentes.

Por nacionalidades, los mayores descensos en términos absolutos se produjeron en las poblaciones de Rumanía, Bolivia, Marruecos y Ecuador, mientras que los mayores aumentos se produjeron en nacionales de Italia, China y Ucrania.

SALDO MIGRATORIO POSITIVO EN ESPAÑA

El incremento poblacional durante 2016 fue fruto de un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) prácticamente nulo (-259 personas) y de un saldo migratorio que fue positivo por primera vez desde 2009, alcanzando las 89.126 personas. Esto fue debido a que 417.033 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en España (un 21,9 por ciento más que el año anterior) frente a los 327.906 que emigraron (un 4,6 por ciento menos).

En el caso de los españoles, el saldo migratorio fue negativo (- 23.540 personas) ya que emigraron más de los que inmigraron, aunque fue menos negativo que en 2015, cuando el saldo fue de -42.536. Por su parte, el saldo migratorio de los extranjeros fue de 112.666 personas en 2016, positivo por segunda vez consecutiva desde 2010 y un 176,3 por ciento mayor que el del año anterior. Emigraron 241.795 extranjeros e inmigraron 354.461.