Sábado, 10 de Diciembre de 2016

REENCONTROS NA TERRA

Feijóo da la bienvenida a los participantes del programa "Reencontros na Terra"

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, dio hoy la bienvenida a los 127 gallegos y gallegas residentes en el exterior que participan en el programa ‘Reencontros na Terra', transmisores y transmisoras, aseveró, de la galleguidad abierta y generosa.

Durante la reunión, Feijóo les agradeció el compromiso que mantienen con Galicia, “porque seguís teniendo ese sentimiento amplio y no excluyente como es la galleguidad. Sois el exponente de la Galicia real”, incidió.

El presidente del Ejecutivo autonómico en funciones recalcó que Galicia es hoy una Galicia mejor gracias al esfuerzo y al trabajo de todos los gallegos y gallegas y concluyó con palabras de apoyo y reconocimiento para todas y todos los que residen en el exterior.

32721-carballino-16.10.05-8

Las personas participantes en el programa “Reencontros na Terra”, proceden de Argentina, Brasil, Cuba, México, Uruguay y Venezuela.

El programa “Reencontros na Terra”, organizado por la Secretaría Xeral da Emigración y desarrollado con la colaboración de la Consellería de Política Social, tiene por finalidad favorecer el acercamiento de emigrantes gallegos y gallegas que tienen cumplidos 65 años a su tierra y a sus familias. Participan en esta edición un total de 127 personas procedentes de los seis países citados.

Los grupos más numerosos son los procedentes de Argentina (86 personas) y Venezuela (16 personas). El resto de las personas participantes son 5 de Brasil, 12 de Uruguay, 6 de Cuba y 2 de México. Cerca del 39% de las personas participantes nacieron en la provincia de A Coruña, el 30% en la de Pontevedra, el 16% en la de Lugo y el 15% restante en la provincia de Ourense.

Aunque todas las personas participantes tienen cumplidos los 65 años, condición sine qua non para beneficiarse del programa, la edad media supera ampliamente esta cifra, ya que se aproxima a los 72 años.

La finalidad de esta iniciativa de la Xunta es que las personas participantes redescubran sus raíces, tanto de tipo cultural, social, como sobre todo familiar, poniéndose en contacto con la realidad de su país de origen y propiciando actividades que posibiliten el conocimiento de la Galicia actual, el encuentro con sus propias familias y el intercambio de experiencias entre ellos y ellas.

Las solicitudes fueron evaluadas siguiendo los criterios de percepción de la pensión asistencial por ancianidad del Estado español para el año 2016 y la edad de quien realizó la solicitud, según el baremo descrito en la correspondiente convocatoria publicada en el DOG.

32721-carballino-16.10.05-3

Para informar sobre las cuestiones relativas al programa se llevaron a cabo reuniones previas en los diferentes países de origen en las que participaron las personas beneficiarias y en las que intervinieron personal de las delegaciones de la Xunta o, en su caso, de las entidades colaboradoras; el personal médico acompañante en lo relativo a los temas de cuidado de la salud (en Argentina y Uruguay); y personal designado por la agencia de viajes adjudicataria del concurso público convocado para los desplazamientos, en lo tocante a los asuntos de embarque, conexiones, pasajes, etcétera.

El programa se desarrolla a lo largo de tres meses, con dos fases diferenciadas. La primera de ellas consiste en una estadía de dos semanas, en la Residencia de O Carballiño, en régimen de pensión completa, llevando a cabo actividades recreativas y culturales adecuadas a las personas participantes, y con excursiones, en transporte colectivo, a distintos lugares de la Comunidad autónoma para un mejor conocimiento de la Galicia de hoy en día, entre los que destaca una visita a Santiago de Compostela con recorrido por la ciudad monumental y recepción institucional.

La segunda fase consiste en una estancia junto sus familias de Galicia, con las que pueden permanecer hasta completar un tiempo máximo de tres meses. Se trata de un complemento a la estadía “oficial” que supone para muchas de las personas beneficiarias una oportunidad única de volver a encontrar sus profundas raíces personales y redescubrir los lazos familiares dejados atrás, pero no por eso olvidados.