Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

CONMOCIÓN EN OURENSE

Fallece el creador de la bodega Crego e Monaguillo

Ernesto Atanes a la izquierda, con Nuñez Feijóo y su sobrino en 2015
Ernesto Atanes a la izquierda, con Nuñez Feijóo y su sobrino en 2015

Poco más de tres meses después de que la familia vitivinícola de la denominación de origen Monterrei se vistiese de luto con la muerte del fundador de las Bodegas Ladairo, José Luis Vaz Vilela, en la tarde de ayer se conocía el fallecimiento de otra de las figuras más representativas del sector, el fundador de la Bodega Crego e Monaguillo, el padre paúl Ernesto Atanes Payo. Una veloz enfermedad -su familia recuerda que el pasado 4 de junio, justo un mes antes de su óbito, estaba oficiando en la localidad de A Caridade- acabó ayer con la vida de uno de los visionarios de la industria vitivinícola de Monterrei, quien consiguió darle una verdadera proyección internacional. 

Nacido el 13 de junio de 1943, durante 46 años ejerció como capellán de la colonia española en la ciudad de Londres, aunque eran frecuentes sus visitas a la tierra que lo vio nacer. El próximo año, la industria que fundó cumplirá sus primeros 15 años de vida. 

Sus restos pueden velarse desde este mediodía en las instalaciones de la bodega, en A Salgueira. Allí estará instalada la capilla ardiente para que todos aquellos que lo deseen puedan acompañar a su familia en su despedida. El oficio religioso tendrá lugar mañana jueves, a las 19,30 horas en la iglesia parroquial de San Pedro de Flariz. 

Uno de los primeros en pronunciarse sobre el fallecimiento de Ernesto Atanes fue el presidente de la Denominación de Origen Monterrei, José Antonio Da Silva: "Está sendo un ano verdadeiramente triste para o noso sector, creo que perdemos a unha figura moi importante, capaz de darlle unha proxección internacional aos nosos viños. Vaise un grande, como tamén en marzo se foi José Luis Vilela", afirmó Da Silva, quien quiso enviar a la familia de Ernesto Atanes el pesar del Consello Regulador.