Martes, 22 de Agosto de 2017

ALUMBRAMIENTOS EN CASA

Los emigrantes quieren tener hijos ourensanos

ssd_result
ssd_result

El Complexo Hospitalario Universitario de Ourense registró en lo que llevamos de año 813 nacimientos, de los que 12 tuvieron lugar en el pasado viernes y sábado. La media de nacimientos en este 2017 se situaba en 3,83 y cambió ahora en julio, mes en el que hubo días (como también el pasado 22 de mayo), con 11 nacimientos. En lo que llevamos de mes, se contabilizaron 126 alumbramientos, lo que se traduce en una media superior al 4,3. "Hay mucha gente que vive en otras provincias o comunidades y, con el verano, aprovechan para tener el niño en su ciudad de origen porque está aquí su familia", apunta Antonia Iglesias, supervisora de matronas del hospital. "Afrontamos esta racha con dificultad, pidiendo ayuda a las compañeras", prosigue. Trabajan dos matronas por turno, contando con una plantilla total de 15.

Además, el CHUO ofrece desde hace al menos cuatro años charlas del parto todos los primeros miércoles de cada mes en la aula de docencia a las 19,00 horas. "En un primer momento fueron ideas para la gente que no va a preparación o que no tiene matrona en su zona, para que tuvieran información de cuándo deben acudir al hospital. Pueden venir acompañadas", explica Antonia Iglesias. Estas sesiones suelen registran 20 asistentes mensualmente, aunque en este mes participaron 30 coincidiendo con la época estival. En este sentido, aconsejan asistir a estas charlas, en las que les enseñan las instalaciones, al final del embarazo, a partir de las 30 semanas.

Desde 2008, con el inicio de la estrategia del parto natural, el CHUO oferta siempre un acompañante. "Están continuamente en compañía en la dilatación y después en el paritorio, siempre que sea un parto normal", puntualiza la matrona, que recomienda el apoyo en el momento del parto. "Nuestra experiencia nos dice que la pareja, o la persona que ella decida, suele ayudar mucho. Vemos que están muy implicados, que colaboran mucho y que se marean poco".

Las doulas

En cuanto a las doulas, personas que ofrecen apoyo emocional a las mujeres durante el embarazo, el parto y el posparto, la supervisora de matronas del CHUO no está de acuerdo con su papel. "El trabajo nuestro está bien definido. Estamos aquí en el hospital para ayudar a la mamá en todo y a su pareja. Precisamente, quien tiene que prestar su apoyo es su pareja. No es una doula". En este sentido, reconoce que algún caso puntual han registrado en el hospital.

Por otro lado, la supervisora de las matronas constata un porcentaje elevado de mujeres que quieren iniciar el parto de forma natural. "Que no se le induzca ni provoque. Estamos teniendo un porcentaje bastante alto. La gente viene informada y sabe lo que quiere". En este sentido, Antonia Iglesias recuerda que el mejor parto es el natural. "En el que no intervienes y lo dejas evolucionar", matiza.

Además de la anestesia, recuerda que cuentan con métodos alternativos para el alivio del dolor. "Como puede ser la pelota de pilates, el masaje o la ducha. Hay mucha gente que opta por estas opciones". También constata un aumento de la edad media de las mujeres que deciden ser madres. "El rango de empezar con el primer embarazo es ahora sobre los 34 años. Según aumenta la edad, se incrementan los riesgos, ya que los embarazos pueden ser de alto riesgo porque la mama tiene otras patologías. No cabe duda de que en gente joven hay menos diabetes y menos problemas", concluye Antonia Iglesias.