Viernes, 22 de Marzo de 2019

CARLOS MANDIANES LO EXPLICÓ EN UNA ENTREVISTA EN ESRADIO GALICIA

El presidente del Centro Gallego de Barcelona, aboga por la profesionalización de las entidades

Carlos Mandianes, presidente del Centro Gallego de Barcelona
Carlos Mandianes, presidente del Centro Gallego de Barcelona

En una entrevista en esRadio Galicia, Carlos Mandianes destacó la importancia del apoyo de las administraciones, pero aseguró trabajar también por abrir el Centro Gallego de Barcelona a la colaboración con empresas privadas, “que cando ven unha xestión profesional queren sentarse con nós”.  El Centro que preside cuenta con 3.500 socios, que pueden disfrutar de numerosas actividades culturales y de formación, entre las que destaca el curso de gallego, en el que actualmente hay 40 personas en lista de espera. 

El presidente del Centro Gallego de Barcelona, Carlos Mandianes, abogó por la profesionalización de los Centros Gallegos para que este tipo de entidades asociativas puedan ofrecer más y mejores servicios, promover con más medios la cultura gallega y establecer lazos entre la cultura gallega y la del lugar de destino.

“La Administración gallega nos apoya muchísimo”, señaló Carlos Mandianes. “Nosotros siempre pedimos más, pero somos conscientes de que hay 700 centro gallegos por el mundo y, sinceramente, muchos quisieran tener la estrutura que tenemos nosotros”. Sin embargo, se mostró convencido de que una profesionalización de la entidad “lleva a que mismo multinacionales se brinden a serrar acuerdos de colaboración”. En ese sentido, mencionó la establecida por el Centro Gallego de Barcelona con la aseguradora Mapfre, y otras que está negociando “porque, al margen del apoyo público, hay que moverse para ver que pueden aportar las empresas”. 

El Centro Gallego de Barcelona es uno de los más modernizados del mundo, como pudieron comprobar “tanto la gente de otros centros como, el presidente gallego” en la reciente xuntanza de la Comisión Delegada do Consello de Comunidades Galegas, celebrada en esa sede el pasado mes de diciembre. A ese respecto, Mandianes se refirió a la modernización de las instalaciones, ubicadas en un edificio histórico catalogado de Barcelona, que conserva varios elementos de Gaudí, los trabajos preliminares para la digitalización de la biblioteca, la puesta en funcionamiento, hace ya casi un año, de la oficina de turismo, o la apertura del restaurante "Louro", que en poco tiempo se ha convertido en una referencia gastronómica en la capital catalana con su oferta de fusión e innovación a partir de la cocina gallega. 

Lista de espera para el Curso de gallego

El Centro cuenta con alrededor de 3.500 socios, que pueden disfrutar de numerosas actividades culturales y de formación. Entre ellas, Mandianes destacó el curso presencial de gallego, en el que actualmente hay 40 personas en lista de espera, “aunque ahora también puede hacerse de forma telemática, online, con el apoyo de Política Lingüística de la Xunta”. 

Además, se imparten obradoiros de gaita, baile tradicional, pandereta, zumba o yoga, y acaba de recuperarse el curso de acordeón, impartido por una profesora profesional de este instrumento “que fue difícil de encontrar, porque en Cataluña tan solo hay tres”. Por otro lado, el presidente del Centro Gallego de Barcelona destacó la trayectoria del coro "Lonxe da Terra", propio del centro “que está empezando a salir a actuar fuera” y que ya lo hizo en lugares tan emblemáticos como Montserrat o la Catedral de Barcelona. 

Paralelamente a los cursos y obradoiros, el Centro está desarrollando una intensa agenda de actividades culturales que buscan tanto la promoción de los valores de Galicia como la integración de las culturas gallega y catalana, así como la difusión de temas de interés social. En ese sentido, Mandianes mencionó en la entrevista algunas de las previstas para este mes de enero, como la presentación del libro “Vieiros da vida” de la poetisa monfortina Elvira Veloso, socia del Centro.