Martes, 12 de Diciembre de 2017

ORGANIZADO POR ESTUDIANTES DEL GRUPO ERASMUS

La Compañía de María celebra el Día de Europa con "Todos somos emigrantes"

El Colegio Compañía de María de Santiago de Compostela  celebró el "Día de Europa" con la celebración de un acto en el cual se abordaron las distintas realidades que rodean a la migración por medio de los testimonios y las experiencias vividas por personas que han pasado buena parte de su vida emigrados.

El evento, organizado por siete estudiantes del grupo Erasmus del colegio santiagués, ha tenido lugar en el auditorio de Afundación-Abanca bajo el lema "Todos somos emigrantes", y teniendo como objetivo fomentar "el cultivo de la ciudadanía europea" y estimular "el interés conocimiento de otras lenguas y culturas".

Durante el coloquio han intervenido cuatro personas con diferentes trayectorias vitales y profesionales, las cuales han presentado sus experiencias migratorias, aportando su punto vista sobre los movimientos de población.

En primer lugar, la estudiante de origen sirio, Nour Al-Hussen, ha relatado cómo ha dejado atrás su país, inmerso en una guerra desde hace años, incidiendo en que no se considera "ni una emigrante, ni una refugiada, sino una privilegiada", recordando la situación que están viviendo sus amigos y familiares en su país natal.

Así, Al-Hussen ha destacado que es necesario "centrarnos en aquellas cosas que nos unen para avanzar más".

A continuación, el decano de la Facultad de Geografía e Historia de Santiago de Compostela, Francisco Durán, ha recordado su pasado como emigrante en el Reino Unido y Alemania, destacando que "toda experiencia migratoria tiene desarraigo y dolor" en un principio, pero que "normalmente acaba por ser enriquecedora".

Durán ha señalado que pese a las complicadas situaciones que vivió al abandonar el país, su estadía en el extranjero le ha servido para "ver a la diversidad siempre como un enriquecimiento", señalando que debemos "ser capaces de superar las fronteras de la intolerancia".

El tercer turno de palabra ha correspondido a la coordinadora del Colegio Compañía de María, Marisol Rodríguez, quien ha puesto en valor la "deuda histórica" que la emigración tiene en el contexto europeo y estatal, instando a que su recuerdo debe de servir para "aproximarnos a la realidad de los emigrantes actuales".

Romero ha expresado que todas las experiencias migratorias tienen "factores en común", como la separación familiar, el desarraigo, la perdida de referencias culturales, las barreras de lengua e integración, y ha proclamado que nunca se debe olvidar que "la finalidad última de la emigración es la búsqueda de una vida mejor", abogando por la "libre circulación de las personas" y "el derecho a una vida digna y en paz".

Finalmente, la profesora de la Escuela Diplomática de Noruega, Paula Romero, ha relatado sus vivencias en el extranjero destacando que su experiencia responde a razones diferentes a las presentadas por los anteriores relatores.

Romero aseveró que su marcha de España se debió "a su espíritu de aventura", razón que la ha llevado a viajar por Europa. En este sentido, Romero ha emplazado a los estudiantes allí presentes a acogerse al "Programa Erasmus", que promueve el intercambio internacional de estudiantes, resaltando que "la variedad y la diferencia es algo enriquecedor", a lo que añadió que no se debe tener miedo a sobrepasar las fronteras, dado que ello representa "un valor añadido y una oportunidad" para enriquecerse de forma personal. 

EN OURENSE

Con motivo de esta el colectivo Abrindo Fronteiras Ourense realizó una acción de concienciación sobre la grave situación de los refugiados.

La iniciativa consistió en una "frontera" improvisada en el Paseo con carteles de apoyo a las personas que buscan un futuro mejor en Europa. "Europa somos todos", reza alguno de los letreros.

"Queremos visibilizar e poñer en valor a grave situación que están a vivir todas as persoas que buscan no continente europeo un futuro mellor", destacan desde el colectivo.