Miércoles, 28 de Septiembre de 2016

HAY QUE SALVAR AL CENTRO GALLEGO DE BUENOS AIRES

Carta abierta a las autoridades para salvar al Centro Gallego de Buenos Aires

Tengo un sabor amargo, producto de comprobar de forma fehaciente que lo que venimos diciendo desde estas páginas no era cotilleo como algún paisano nos sugirió y hoy vemos con profunda tristeza como desde la intervención y con la complicidad de unos pocos e irresponsables dirigentes gallegos, se pretende consumar el acto definitivo de despojo de nuestra Casa.

Le voy a escribir uno a uno de los que tienen responsabilidad directa o indirecta en esto y si me equivoco pido las disculpas del caso, si alguien se anima a contradecirme que lo haga con datos reales, si solo hay silencio, será que me asiste la razón y todos nuestros esfuerzos serán en vano.

A Su majestad el Rey de España: Sus españoles que vivimos en el exterior, estamos en la tierra que hace 200 años declaró la independencia de la Corona. Dígale Ud. a sus funcionarios que no sigan dándole órdenes a los funcionarios de este país, ni produzcan arreglos con el juez de turno; tan permeable a los efectos del poder que hace cuatro años hace dormir la causa o pecado, permitiendo que los legítimos dueños del Centro Gallego no podamos acceder a ella. 

Presidente Rajoy: Por el mismo motivo haga algo para frenar las irregularidades que sus funcionarios realizaron en perjuicio del Centro Gallego de Buenos Aires y en beneficio de OSPAÑA y que podría dar lugar al inicio de acciones legales que resultarán enterrados, lo que supondrá un perjuicio para su propia figura.

Embajador de España en Argentina: Embajador, con mucho respeto dejamos en sus manos las inquietudes derivadas del tema de las OSPAÑA que Ud. en representación del Estado Español es directo responsable, y habiendo transcurrido más de siete meses seguimos esperando respuestas.¿Será que Ud. diplomáticamente pretende separarse de la responsabilidad que le cabe en este desaguisado?.

Presidente Feijoo: Sus amigos de Buenos Aires en defensa de los intereses personales de los que creo y espero Ud. esté ignorante por completo, le van a embarrar la cancha para su futura participación en las próximas elecciones autonómicas. Ordene la tropa presidente que la noche pronto se viene encima.

Ministra de Acción Social del Gobierno Argentino. Ud. tiene idea de los nombramientos en áreas de su incumbencia. Ud. tiene idea de que desde el mes de enero le solicitamos una audiencia que  nunca tuvo lugar y sus funcionarios vienen consumando un acto de despojo absoluto. Sra Ministra, reaccione. Todavía es tiempo de pedirle la renuncia al interventor del Centro Gallego y de paso explicaciones y también es hora de que la política deje de pagar  los apoyos circunstanciales de los acomodaticios de siempre.

Presidente del INAES: Ud. nos recibió y se comprometió a actuar estatutariamente. Se comprometió a darle solución a los problemas del Centro Gallego. Incumplió los acuerdos, nombró interventor y ese mismo interventor armó su propia continuidad en nuestra casa que al día de la fecha tiene una deuda de millones de pesos, que será cuestionada legalmente con las denuncias penales que correspondan. 

Su interventor Sr. Presidente,  en connivencia con autoridades de otro país,  formalizó la homologación de una lista para las elecciones que él convocó de forma arbitraria y con avales discutibles. Y que bajo todo punto de vista va contra los estatutos.  Lo que supone una clara demostración de la impunidad de la que pretenden gozar.

Sr. Presidente le solicitamos que el Sr. Interventor nombre delegado normalizador de la ONU y se acuerde con los socios la transferencia al Centro Gallego. Un centro saneado y en condiciones de servir a  sus legítimos dueños. Basta de negocios espurios. Basta de intereses personales.

Por último a os meus paisanos: Sinto unha profunda desazona, acompañada a pesar de todo pola alegría de saber que non todos son o mesmo, pero ao ver o que nos pasou non podo deixar de reflexionar á luz dos feitos, todos os personaxes que podíamos supoñer e que son parte da realidade que a nosa sociedade é capaz de conter están presentes. Desde Maquiavelo ata a Divina Comedia puideron describir as debilidades e fortalezas recorrentes á hora de exercer poder, e no marco das debilidades, como aproveitarse delas para acometer o acceso ao poder de quen ostenta intereses espurios.

Alli están os traidores en primeiro lugar. Os inútiles, acompañando co seu inacción a acción dos primeiros. Os interesados ou sexa os que traballan polo seu propio e ilegitimo interese. E por últimos os grandes prexudicados de sempre, os socios do Centro Galego que coa súa longa vida a costa e coas maiores necesidades  de saúde ven perigar a continuidade da súa prestadora, socios, traballadores, profesionais non dexeimos que nos rouben. Basta de prepotencia. Basta de contuvernios.