Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

INICIATIVA DEL PP

Galicia exige el fin de la marginación de las herencias a los no residentes en la UE

El Parlamento gallego acaba de aprobar una propuesta dirigida al gobierno central con la que se quiere pone fin a la discriminación que sufren los gallegos que residen fuera de la UE  que pagan hasta 16 veces más que los gallegos de la Unión Europea. La iniciativa que partió del PP, contó con el respaldo del PSOE y del BNG, y la abstención de En Marea, que la consideró electoralista. 

Lo que se pretende es que a los gallegos, residan donde residan se les aplique la norma autonómica, que les exime del pago de impuestos por herencias inferiores a los 400.000 euros; lo cual beneficia al 99% de la población. Hasta ahora los no residentes fuera en  la UE no se benefician de esta rebaja, lo que apuntaban directamente a la emigración gallega, residente en su mayor parte en América Latina. 

El diputado del PP José González Vázquez, quien expuso la propuesta, explicó que "por una herencia de 500.000 euros de Argentina, el destinatario residente en Galicia tendría que pagar 106.000 euros en impuestos, mientras que la tributación sería solo de 6.000 euros si la herencia tuviera su origen en cualquiera de los países de la UE".

José Gonzalez añadió que "un número importante de gallegos" que residen en el exterior. Por ello, defendió la necesidad de que en todos los casos, "esté en donde esté la persona implicada" tributen conforme a la normativa autonómica y se ceda a Galicia la recaudación, que ahora va a parar a las arcas del Estado. 

La diputada el PP Begoña Rodríguez Rumbo encontró positivo que "se trate en igualdad de condiciones" a los gallegos "independientemente del lugar en el que viven". En el mismo sentido se expresó el BNG, y su portavoz Noa Presas, quien justificó su apoyo al asegurar que esta iniciativa "implica beneficiar a muchas personas y racionalizar la gestión de un tributo".