Lunes, 11 de Diciembre de 2017

TRAGEDIA EN MÉXICO

Asesinado en México un matrimonio de emigrantes de Ourense

<p></p>
<p></p>

Manuel Bugallo, de 64 años, natural de Beariz, fue asesinado en México, junto con su esposa, Rosa María Gómez, de 60 años, nacida en ese país, aunque su padre era de Allariz y su madre asturiana. La muerte violenta de este matrimonio se producía por asfixia en su propia casa de Pachuca, capital del estado de Hidalgo, entre la noche del pasado domingo y la madrugada del lunes. El cuñado de Manuel Bugallo, Lino Bugallo Carreiro, que reside en Beariz, declaraba que por el momento se desconoce el móvil del crimen, aunque los indicios parecen indicar que no fue el robo, dado que los autores solamente se llevaron los dos teléfonos móviles de la pareja y una cartera, aunque se desconoce su contenido. Por lo demás, los hijos no echaron en falta ningún otro objeto de la vivienda escenario del crimen.

Fueron los dos hijos de las víctimas quienes contactaron con la familia de Beariz para informar del trágico suceso que acabó con la vida de sus padres. Una sobrina halló los cadáveres, el de Manuel Bugallo en la planta baja de la vivienda y el de su mujer en la de arriba. Había estado llamando por teléfono y al no recibir respuesta se acercó hasta la casa. El matrimonio regentaba una casa de huéspedes y, según indica Lino Bugallo, "desconozco si había huéspedes cuando sucedió y tampoco sé cómo accedieron al interior de la casa".

El fallecido, según aseguran sus conocidos, ya no tiene casa en Beariz y hace más de 30 años que no ha vuelto a su pueblo natal. Lino Bugallo Carreiro afirma que él residió durante 40 años en el mismo lugar de Pachuca y que "antes era bastante tranquilo, pero ahora ha cambiado, igual que aquí, también hay mucha más violencia".

El funeral del matrimonio tenía lugar ayer en México, mientras la policía investiga las circunstancias de la muerte, aunque inicialmente la familia descarta que el motivo haya sido el robo, desconociendo las posibles causas, según apuntaba Lino Bugallo, muy conmocionado tras recibir la trágica noticia por teléfono. 

Emigrante con 15 años y 30 sin volver a su tierra

En Beariz, se desconocía durante la mañana de ayer lo sucedido a su vecino Manuel Bugallo y a su esposa, Rosa María Gómez. Los residentes que primero se enteraron fue a través de las redes sociales, ya que la familia de Beariz había guardado absoluto silencio hasta que ayer Lino Bugallo facilitaba la información que tenía al respecto y que le habían transmitido los hijos de las víctimas desde México.

Las mismas autoridades municipales de Beariz y tampoco las de Avión sabían lo que había sucedido, mientras circulaban ya por la tarde algunos rumores sobre las muertes. Quienes sí trataban con las víctimas del crimen aseguran que los conocieron en México, ya que Manuel Bugallo se marchó con 15 años, tras el fallecimiento de su madre, y hace más de 30 que no volvía a Beariz. La casa familiar ha sido reformada y en ella reside ahora una hermana junto con su esposo, Lino Bugallo. 

Un crimen que sacude de nuevo a las colonias de emigrantes de Beariz y Avión, en México, en donde, además de asesinatos, han sido objetivo de muchos secuestros.