Sábado, 18 de Noviembre de 2017

América, principal mercado exterior del textil ourensano

El sector textil ourensano, que sigue siendo uno de los baulartes industriales de la provincia, ha encontrado en el mercado exterior el oxígeno que perdía en el mercado interno duranta la crisis. Es más, los años más duros de la recesión impulsaron la internacionalización. Y en ese contexto, el mercado americano ha sido el mejor aliado. En la actualidad, los países del citado continente son ya los principales clientes de la industria textil ourensana, con un 26% sobre el total.

 

 

Según los datos de la Agencia Tributaria, en el 2016 las exportaciones de moda supusieron unas ventas de 77,2 millones de euros, de los cuales 26,2 millones provinieron de operaciones efectuadas en América Latina, frente a los 24,4 millones vendidos en los 28 países de la Unión Europea (21,7 millones en la zona Euro). Si a las cifras de exportación a los países latinoamericanos le sumamos los 6,6 millones vendidos en Estados Unidos, el total de operaciones formalizadas con destino al continente americano alcanzó el pasado año 32,8 millones de euros.

Sociedad Textil Lonia (STL), principal industria de moda ourensana —segunda de Galicia, tras Inditex— tiene en América uno de sus baluartes de ventas. De los 331,8 millones de euros facturados el último ejercicio, el 35,5% provienen de América; es decir, 117 millones. Según datos aportados por la compañía, el continente americano es el segundo mercado más importante de la compañía, detrás del español, que según el último balance representaba el 41,3 % (137 millones) sobre el total de ventas. Eso sí, se produce un fenómeno divergente: mientras la facturación al otro lado del Atlántico sigue creciendo, en los últimos resultados se aprecia que las ventas en España descendieron un 3,5%.

Pese a la fortaleza del mercado americano en su conjunto, la mayor parte de las ventas de todo el sector textil ourensano se concentran en México, a donde el año pasado se exportaron prendas por valor de 13,5 millones, casi la mitad de los 26,2 millones vendidos en toda América Latina.

MÉXICO, LA REFERENCIA

Adolfo Domínguez, otra de las grandes del sector, lleva 20 años en aquel continente, en donde tiene 162 puntos de venta, de los cuales 141 están en México, que ya es su segundo mercado en todo el mundo. El país azteca ha crecido un 33,4% este año, superando el 12% y el 13% de los años 2015 y 2016, respectivamente. Vicente Bañobre, director de expansión exterior de la textil ourensana, subraya que es en Latinoamérica "donde estamos concentrando nuestro crecimiento". Sobre la fortaleza del mercado mexicano Bañobre la atribuye a conocer "qué quieren los clientes del país cuando salen a comprar diseño de autor, dónde quieren encontrarnos o cómo quieren ser antendidos".

Roberto Verino, otra de las firmas ouerensanas importantes dentro del sector, también ha concentrado sus esfuerzos internacionales en México, donde tiene 9 puntos de venta.

Además de este país, hay otros mercados latinoamericanos que están en línea ascendente para la industria textil ourensana, sobre todo Perú y Chile, aunque sus cifras aún están lejos de ser significativas. 

Portugal es el mejor cliente dentro de la Unión Europea

Las exportaciones del textil ourensano suponen una aportación importante en el balance de las compañías locales, pero sus ventas se concentran en mercados escasos, en su mayoría ya maduros. Si en el caso americano la fortaleza de México es más que evidente, en la Unión Europea Portugal lidera con creces la clasificación entre los mejores clientes. El año pasado, de los 77,2 millones exportados, 24,4 tuvieron como destino la Unión Europea, con 17,9 millones enviados al país vecino. 

Detrás se han colocado mercados ya habituales para el sector ourensano, caso de Francia, que ha sido el pasado año el segundo mejor cliente de la moda ourensana, con 3,1 millones de euros, muy lejos de Portugal. La tercera posición, también a gran distancia de los países citados, es para Reino Unido, con 1,6 millones de euros. En el resto de países europeos, según la Agencia Tributaria, las exportaciones de moda ourensana al resto de países europeos apenas adquiere relevancia.

Por lo demás, los últimos datos de exportación de la industria textil, referidos a agosto, evidencian un pequeño repunte sobre al año pasado. Este año se vendieron 6,8 millones de euros, frente a los 6,7 de agosto del 2016.