Sábado, 18 de Noviembre de 2017

EN LOS DOS ÚLTIMOS AÑOS

8.000 euros para emprendedores y retornados con empresa

Tanto las personas gallegas que residen en el Exterior como aquellas que, residiendo ya en la Galicia territorial, hayan vuelto hace menos de dos años, pueden acogerse a las subvenciones para promover el autoempleo y la actividad emprendedora en la Comunidad Autónoma gallega por parte de las personas retornadas, cuyo plazo de solicitud finaliza el próximo 29 de septiembre. Es preciso destacar que, si tienen una empresa en marcha, y retornaron hace menos de dos años, tienen también derecho a estas ayudas.

La finalidad de estas ayudas es promover esta vuelta a la tierra “subvencionando los gastos que lleva consigo su establecimiento como trabajadores autónomos o por cuenta propia, o bien como miembros trabajadoras y trabajadores en sociedades laborales o cooperativas de trabajo asociado”.

Esta convocatoria ha impulsado a 51 empresas desde su puesta en marcha, y su concesión complementa, sin excluirlas, las ayudas de otros departamentos de la Xunta, como la Consellería de Economía, Empleo e Industria, o el IGAPE, para autónomos y emprendedores gallegos y gallegas, residan donde residan. También son perfectamente compatibles con las que convoquen otras instituciones y organismos, públicos y privados.

Entre los negocios que se han puesto en marcha impulsados por estas ayudas se encuentran una academia de idiomas, diversas distribuidoras en línea, un taller de restauración, una clínica dental, una tienda delicatessen física y en línea, un proyecto de agricultura ecológica, una tienda especializada en té, varias asesorías especializadas, o un local de restauración con ludoteca para niñas y niños, entre muchas otras iniciativas.

La cuantía tope de la ayuda es de 8.000 euros por iniciativa de empleo o autoempleo, fondos de los que, según destaca el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, “pueden ser beneficiarios tanto los gallegos que ahora residen en el Exterior y están pensando en retornar a la tierra, como aquellas y aquellos que vinieron hace menos de dos años y que, o bien están pensando en montar el negocio, o bien ya lo han montado en ese tiempo. Se trata de potenciar, impulsar y respaldar la iniciativa emprendedora, algo que siempre caracterizó a la Galicia de la diáspora, pero esta vez en el territorio”.