Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

DATOS DEL ÚLTIMO SEMESTRE DEL OBSERVATORIO DE EMANCIPACIÓN JOVEN

Los menores de 30 años abandonan Extremadura en busca de empleo

Más de 2.000 jóvenes menores de 30 años abandonaron Extremadura en el último semestre de 2016 en busca de empleo.

Un total del 88% de los jóvenes decidieron como destino otros puntos del país y en torno a un 12% partieron al extranjero, según lo datos del último semestre del Observatorio de Emancipación joven.

Los datos del observatorio reflejan que la emigración juvenil afecta "más en Extremadura que en cualquier otra parte de España", según ha indicado este jueves en una rueda de prensa la presidenta del Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEx), Elena Ruiz Cebrián.

Así, la región extremeña sufre unas condiciones socio-laborales "de las más graves de España", en concreto de paro, de precariedad laboral, de emigración, y asimismo es la región con la capacidad adquisitiva más baja, así como la comunidad con el índice de emancipación también más reducido.

En cuanto al paro juvenil, asciende al 44% y alcanza los 41.000 jóvenes de la región, lo que supone 3.000 más que en el periodo anterior.

Además, la mitad de los parados jóvenes de la región son de larga duración lo que provoca consecuencias "bastante graves" en cuanto a la desmotivación y a la actividad de búsqueda de empleo que puedan ejercer los jóvenes en esta situación. En concreto, el paro de larga duración entre los jóvenes se ha incrementado un 12%.

Si a los datos de paro se suman los jóvenes sin una búsqueda activa de empleo, el desempleo juvenil afecta en Extremadura a "casi el 70% de las personas jóvenes en Extremadura".

Precariedad laboral

Por otro lado, la presidenta del CJEx ha señalado que ha descendido un 10% la cifra de jóvenes extremeños con un salario, es decir, 5.000 menos. Por su parte, se ha reducido un 70% el número de contratos en formación y en prácticas en el último año, que se sitúa en el 1,9%.

No obstante, la temporalidad se mantiene en el 97% de los contratos a trabajadores jóvenes, lo que resta estabilidad al colectivo para fomentar su desarrollo personal.