Sábado, 19 de Agosto de 2017

ORIXE RIBEIRO

"La vuelta que le hemos dado a la promoción del Ribeiro en el exterior ha sido fundamental"

fel_result
fel_result

El pasado jueves, día 20, se constituía el pleno del Consello Regulador de la Denominación de Orixe Ribeiro, salido del proceso convocado el día 9 para elegir sus vocales. En la sesión plenaria, fue elegido por siete votos a favor y tres abstenciones Juan Manuel Casares Gándara como presidente, que sustituirá a Felicísimo Pereira, en el cargo desde febrero de 2016 y que en la actualidad se mantiene en funciones.

¿Cuándo se producirá el relevo?

Una vez sea publicado en el Diario Oficial de Galicia mi cese y el nombramiento oficial de Casares Gándara como nuevo presidente, que será cosa de pocos días.

¿Se marcha satisfecho?

Siempre te vas satisfecho aunque sólo sea por haber servido al Ribeiro y a toda su gente. Se hicieron muchas cosas importantes, como los pasos dados para la transformación del Consello Regulador en un órgano que prácticamente está profesionalizado, si bien siempre se podrían hacer más.

¿Cuáles son los logros que destacaría en esta etapa que ahora culmina?

La vuelta que le hemos dado a la promoción del Ribeiro en el exterior ha sido fundamental y, por supuesto, el diseño de una nueva contraetiqueta identificativa de las botellas, que significa el primer cambio realizado en los últimos 40 años. Por otra parte, recibimos el Premio Emprendedores y el Premio Venero al primer consejo regulador de España, es decir, que siempre se nos ha reconocido nuestra labor allí donde estábamos con la promoción de nuestros vinos a nivel nacional e internacional.

Una promoción que también tiene su repercusión a nivel de Ourense y Galicia, ¿no es así?

Claro que sí. A nivel local, estamos en Ribadavia colaborando con el Concurso de pinchos, coorganizamos la Feira do Viño y patrocinamos la Mostra Internacional de Teatro, además de prestar nuestro apoyo a la Festa da Vendima de Leiro y al Ribeiro Blues Wine Festival de Castrelo de Miño. También concedimos con el Ingavi una beca en la Escuela Superior de Sumilleres y colaboramos con la Escuela de Hostelería de Vilamarín. Otro ejemplo es el Cata y Arte en Ourense, y ya, a nivel gallego, los festivales Sons do Viño y Enocións do Ribeiro, que se está llevando a cabo en todas las provincias. Este próximo jueves estará en la ciudad de A Coruña. Siempre estamos participando en todo aquello que tiene que ver con el mundo del vino.

¿Funcionan bien los consejos reguladores o hay cuestiones que se podrían mejorar?

Todo es mejorable, pero en nuestro caso estuvimos trabajando mucho en la estructuración del Consello Regulador del Ribeiro. Ese es el gran cambio que tratamos de hacer, convirtiéndolo en profesional, es decir, a la hora de realizar actividades y hacerlas bien. No podemos pedir profesionalidad a los bodegueros si nosotros no damos ejemplo.

¿Ha notado carencias en la Denominación Ribeiro?

Cuando la ves por dentro, puedes comprobar que tiene muchas más virtudes que las que se aprecian desde afuera. Por ello, pienso que hay que resaltar siempre lo positivo que posee, la diversidad y el paisaje, entre otras, que son aspectos que tenemos que saber explotar muy bien.

Hubo ciertas desavenencias con el sector de colleiteiros en los últimos meses...

La primera entrevista que mantuve como presidente fue precisamente con ellos a nivel de asociación. De todas formas, ellos piensan de una manera y no puedo reprocharles nada. Son muy libres de pensar y actuar como quieran. Hay diferentes puntos de vista y pueden estar acertados o equivocados. Pero ahora que tienen representación en el Consello, creo que podrán integrarse bien y colaborar en sus actividades.

¿Cómo valora el papel de la Administración para paliar los efectos de las heladas?

Si te dedicas a la viticultura, puedes trabajar muy bien el viñedo todo el año pero siempre estás expuesto a factores externos que no puedes controlar y es un problema al que hay que saber hacer frente. Creo que debería ser el próximo presidente el que haga esta valoración.

¿Cuál es su opinión sobre su sustituto, Juan Manuel Casares?

Es un amigo mío y pienso que lo va a hacer muy bien, aunque como es lógico tendrá sus propias ideas. Casares es una persona que puede llevar definitivamente a la profesionalización total del Consello Regulador y de las bodegas y llegar a un nivel alto.