Jueves, 17 de Agosto de 2017

LA NUEVA RUTA DE LA SEDA

Rajoy buscará en China abrir puertas a empresas españolas en infraestructuras

Madrid, 12 may (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, iniciará hoy su tercer viaje a China para participar en un foro económico y comercial sobre la denominada Nueva Ruta de la Seda, en el que busca facilitar la participación de empresas españolas en los nuevos proyectos de infraestructuras previstos por el país asiático.

Rajoy ha sido invitado a este foro por el presidente chino, Xi Jinping, con quien se entrevistará mañana en el Gran Palacio del Pueblo además de reunirse también con el primer ministro del país, Li Keqiang.

Serán casi una treintena de jefes de Estado y de Gobierno los que se darán cita en este foro, que se desarrollará los días 14 y 15 de mayo, entre ellos los presidentes de Rusia (Vladimir Putin), Turquía (Recep Tayyip Erdogan), Argentina (Mauricio Macri), Chile (Michelle Bachelet), Filipinas (Rodrigo Duterte) y Bielorrusia (Alexander Lukashenko).

Entre los jefes de Gobierno que estarán presentes, además de Rajoy, se encuentran Paolo Gentiloni (Italia), Alexis Tsipras (Grecia), Viktor Orban (Hungría), Beata Szydlo (Polonia), Nawaz Sharif (Pakistán) y Najib Razak (Malasia).

Los líderes de Alemania, Francia y Reino Unido, que también habían sido invitados por el presidente chino, no podrán acudir debido a diversos procesos electorales en sus respectivos países.

Pero sí estarán el secretario general de la ONU, Antonio Guterres; la directora general del FMI, Christine Lagarde; y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

La Nueva Ruta de la Seda se trata de un proyecto de infraestructuras y comunicaciones que Xi Jinping se propuso impulsar desde su llegada al poder con el nombre de "Una franja, una ruta" para mejorar la conexión de China con sus principales socios por medio del desarrollo de infraestructuras.

Una iniciativa que implica la apertura de seis corredores económicos y logísticos tanto por tierra (Eurasia) como por mar (uniendo el Pacífico con el Índico, y éste con el Mediterráneo a través del Mar Rojo).

Rajoy ha decidido participar en el foro porque considera que tiene un gran potencial para la participación de empresas españolas en los proyectos de infraestructuras previstos, principalmente en países del Asia Central y meridional e, incluso, en Europa oriental.

Fuentes del Gobierno subrayan que China ha invitado a España porque lo considera un país fiable y confía en sus empresas.

No se espera que de la cita de Pekín salgan compromisos concretos para algunos de esos proyectos, pero el Ejecutivo considera que se pueden sentar las bases para la participación futura de empresas españolas del ámbito de las infraestructuras.

La experiencia, fiabilidad, calidad y potencial de esas empresas es lo que pondrá en valor Rajoy en su intervención en uno de los dos paneles del foro de líderes, el que lleva por título "Convergencias políticas. Hacia una cooperación más estrecha".

El presidente del Gobierno destacará la especialidad de las empresas españolas en la construcción de carreteras, puertos, aeropuertos y líneas ferroviarias de alta velocidad, ámbito éste en el que destacará que España es, tras China, el segundo país del mundo con más tramos de este tipo.

La igualdad de oportunidades para poder contrastar el nivel de competitividad de las empresas y la necesidad de que haya proyectos sostenibles son otros dos aspectos que destacará igualmente Rajoy.

España presenta algunos puntos de interés especial para China dentro de la Nueva Ruta de la Seda.

Por ejemplo, ya existe una conexión ferroviaria terrestre directa entre ambos países que está en marcha desde finales de 2014, une Madrid y la ciudad china de Yiwu y es el trayecto por ferrocarril más largo del mundo, con 13.052 kilómetros.

Además, el Gobierno subraya que España ofrece para China un gran potencial como vector de cooperación empresarial para la vertiente exterior de sus multinacionales.

En el foro de Pekín, además de la reunión de los líderes habrá otra de ministros y diversos representantes de los países participantes. A ella acudirán el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, y la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela.

China ya ha comprometido sobre el papel una gran cantidad de recursos financieros en proyectos mediante dos instrumentos básicos.

Uno de ellos es el Fondo de la Ruta de la Seda, constituido en 2014 con una dotación de 40.000 millones de dólares, y el segundo es el Banco Asiático de Inversiones e Infraestructuras.

También fue lanzado en 2014 con un capital de 100.000 millones de dólares y cuenta en la actualidad con 70 miembros, entre ellos España.

Rajoy se trasladará hoy a Pekín desde Barcelona, tras participar en la inauguración del Salón del Automóvil. EFE