Martes, 12 de Diciembre de 2017

AL COLISIONAR EL MICROBÚS EN EL QUE SE DESPLAZABAN CON UN CAMIÓN

Un viaje solidario a la India acaba en tragedia con la muerte de 4 españoles

En la imagen las maletas de los españoles que viajaban en el microbús siniestrado
En la imagen las maletas de los españoles que viajaban en el microbús siniestrado

Un viaje solidario a la India de trece españoles en la Fundación Vicente Ferrer (FVF) acabó hoy en tragedia en el sureste del país con la muerte de cuatro de ellos al colisionar el microbús en el que se desplazaban con un camión.

Tras el choque frontal con el camión, la parte delantera del vehículo que llevaba a los españoles quedó totalmente destrozada, causando también la muerte de su conductor y heridas de diferente consideración a los otros nueve pasajeros.

S.V. Rajasekhar, superintendente de la Policía del distrito de Chittoor, donde ocurrió el accidente, en el estado de Andhra Pradesh, afirmó a Efe que está en contacto directo con el hospital al que trasladaron a los heridos en la cercana ciudad de Bangalore.

Según el superintendente, entre los que sobrevivieron al accidente dos de ellos "no tenían heridas serias", mientras que una mujer, la única que se encontraba en estado de cierta gravedad, está "fuera de peligro".

Una fuente próxima al caso que pidió el anonimato confirmó a Efe que solo cuatro de los heridos han tenido que ser ingresados y se encuentran "bien".

Las víctimas habían partido esta madrugada de la sede de la ONG española Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, también en Andhra Pradesh, tras permanecer allí cuatro días, y se dirigían más al sur, hacia el vecino estado de Tamil Nadu, cuando ocurrió el accidente.

"Eran amigos de la Fundación, un grupo de visitantes que venían cada año desde hacía cuatro a visitar los proyectos", explicó a Efe la oficina de comunicación en la India de la ONG española, creada en 1969 por el español Vicente Ferrer y su mujer Anna Ferrer.

La FVF se creó en la India con el objetivo de buscar soluciones a los graves problemas a los que se enfrentaba la comunidad rural de Anantapur, en especial las comunidades más excluidas, y en 2016 se beneficiaron de sus programas más de 3,6 millones de personas.

Anna Ferrer, que preside la FVF desde la muerte de su marido, aseguró a Efe a su llegada al hospital Columbia Asia donde se encuentran los heridos que sus "pensamientos personales están con todo el grupo y todas las familias" de las víctimas españolas.

"Nuestros corazones están con todos ellos", declaró, al anotar también que todos los heridos se encuentran "conscientes", incluso los que estaban "más críticos", y que además "están hablando", según le relataron los propios médicos que los tratan.

Los cuatro fallecidos españoles, indicó, serán trasladados después de que se les practique la autopsia a Bangalore, capital del estado indio de Karnataka, y su repatriación a España "llevará varios días".

Ferrer explicó que las víctimas estaban "muy involucradas" con el trabajo de la FVF, donde colaboraban en proyectos de la ONG de apadrinamiento de niños y en otros relacionados con mujeres.

Entre las numerosas muestras de dolor por la tragedia de las autoridades españolas destacaron las hechas a través de la red social Twitter por la Casa Real, que trasladó su "pésame a las familias de las víctimas" y a la FVF, y la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dijo estar "conmocionado".

El viaje había sido organizado por el Centro Baba de Ronda (en el sur de España), que ofrece actividades como el yoga y la meditación y también ejerce una labor social, como el desarrollo de proyectos en la India, donde colabora con la Fundación Vicente Ferrer, según fuentes del entorno de los fallecidos.

El Ministerio de Exteriores de España, confirmó que los cuatro fallecidos son andaluces: tres de ellos de Ronda (Málaga) y uno de Vélez de Benaudalla (Granada).

Por su parte, el Misterio de Asuntos Exteriores indio aseguró que se encuentra en contacto directo con la embajada de España en Nueva Delhi y que a su vez el personal diplomático español se halla en permanente contacto tanto con las autoridades de la región donde se produjo el accidente como con el hospital de Bangalore.

La precariedad de las carreteras, el mal estado de los vehículos, el exceso de pasajeros y la conducción imprudente hacen que los sucesos de este tipo sean muy frecuentes en la India.

Según datos gubernamentales, alrededor de 146.000 personas murieron en 2015 en accidentes de tráfico en la India.