Lunes, 11 de Diciembre de 2017

EL PRINCIPIO DEL FIN DEL VOTO ROGADO

El Senado acuerda por unanimidad la derogación del voto rogado para los emigrantes

Todos los grupos del Senado han aprobado una moción con la que piden la derogación del voto rogado para los españoles que viven en el exterior, así como otras reformas de la legislación para facilitar la participación electoral desde el extranjero, que se ha reducido drásticamente por las complicaciones del sistema. La iniciativa pide el estudio de una circunscripción nueva formada por este voto desde el exterior.

El acuerdo ha llegado tras una moción presentada por el grupo Unido Podemos-En Comú Podem-En Marea, que ha negociado con el resto de formaciones hasta alcanzar un acuerdo que ha permitido la aprobación por unanimidad de la propuesta.

En concreto, la iniciativa incluye una primera parte con varias iniciativas para su debate en la subcomisión creada en el Congreso para reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. En una segunda parte, además, el Senado insta al Gobierno a mejorar la asistencia sanitaria y social a los que vuelven y a estudiar medidas para facilitar "el retorno voluntario", con "especial atención a la nueva emigración derivada de la crisis" y buscando medidas específicas para que vuelva "el talento científico y profesional".

La portavoz de Unidos Podemos, Sara Vilà, se ha felicitado por el acuerdo entre todos los partidos "para eliminar las barreras que impiden a los ciudadanos votar en el extranjero" y ha confiado en que sea un precedente para futuros consensos. Ha añadido que los trabajos del Congreso "tienen que llegar a buen puerto" y modificar el sistema "de una vez" para que el voto desde el exterior sea posible.

Y ha aprovechado también para recordar "a todos los que han tenido que irse no por voluntad propia sino porque necesitaban trabajar". A su juicio, esta moción es "un reconocimiento" a ellos.

APOYO DEL PP

Por el PP, la senadora por Zamora Clara San Damián se ha felicitado igualmente por el consenso sobre una moción "que comenzó con una gran distancia" entre los grupos parlamentarios sobre una cuestión importante, "un sistema de voto con suficientes garantías para los que decidieron irse a vivir al extranjero".

Con respecto a la segunda parte de la moción, ha defendido también que se tomen medidas para mejorar la protección social y sanitaria de los retornados, pero ha rechazado la interpretación de Unidos Podemos y ha negado que la emigración sea producto de la crisis económica: "Es un fenómeno continuo".

El socialista Xisco Antich ha aplaudido también esta reforma que deberá llevarse adelante en el Congreso, donde ha pedido una reflexión "sosegada" sobre los temas acordados en el Senado pero también sobre otros muchos que a juicio del PSOE se tienen que debatir en la subcomisión de la Cámara Baja.

UNA NUEVA CIRCUNSCRIPCIÓN

El acuerdo insta al Congreso a estudiar varias propuestas, empezando por la derogación del voto rogado; también se apuesta por enviar en un menor plazo la documentación necesaria para el ejercicio del voto, estudiar la creación de una circunscripción exterior, ampliar los plazos de escrutinio para favorecer el recuento de este voto, analizar el sistema de votación electrónica y mejorar la renovación y comprobación del censo CERA para facilitar el proceso.

La moción incluye una segunda parte, en la que el Senado insta al Gobierno a continuar las tareas de coordinación entre la administración del Estado y las Comunidades Autónomas en materia de asistencia social y de cobertura sanitaria en favor de las personas retornadas en el exterior a través de prestaciones económicas, cobertura sanitaria y ayudas asistenciales

También, reclama que el Gobierno estudie los mecanismos necesarios para facilitar el retorno voluntario, "con especial atención a la nueva emigración derivada de la crisis, para facilitar el retorno y la reinserción de la ciudadanía procedente del exterior y estableciendo medidas específicas para el retorno del talento científico y profesional".