Viernes, 19 de Enero de 2018

Se rueda en Hong Kong "Perdiendo el Este" una comedida sobre la emigración

El productor y guionista Nacho García Velilla pretende mostrar los contrastes culturales entre Oriente y Occidente con esta comedia romántica
El productor y guionista Nacho García Velilla pretende mostrar los contrastes culturales entre Oriente y Occidente con esta comedia romántica

Las peripecias del estereotipo de inmigrante español llegan ahora Hong Kong, donde se rueda Perdiendo el Este, con la que el productor y guionista Nacho García Velilla pretende mostrar los contrastes culturales entre Oriente y Occidente a través de una comedia romántica que vuelve a contar con una de sus actrices fetiches, Carmen Machi.

Tras el éxito de Perdiendo el norte, que cuenta las vicisitudes de Hugo y Braulio, dos jóvenes españoles con títulos universitarios que emigran a Alemania para buscar trabajo, García Velilla da rienda suelta a Braulio en sus andanzas por Hong Kong, a donde llega con una beca de investigación, con el amor y los choques culturales como protagonistas esta comedia coral. "La temática es la misma que en la primera, seguir el recorrido de la generación más preparada de la historia de España que ha tenido que emigrar para salir adelante, solo que ahora, con la idea de que la vieja Europa ya está agotada, la aventura pone su mira en 'El Dorado' chino, el potencial del país asiático y su atractivo para el mundo occidental", dijo García Velilla.

La nueva cinta mostrará las aventuras y desventuras de Braulio, el personaje encarnado por Julián López que aterriza en Hong Kong para encontrar el amor y una cultura y costumbres diferentes a las que tendrá que hacer frente, y que protagonizará los momentos más hilarantes de la comedia.

Esta secuela, muy en la línea de la primera, hace un guiño a la España tradicional "Braulio vuelve a enfrentarse al choque cultural, al temor a nuevos idiomas, pero, sobre todo, descubre el amor, y con ello ese mundo de colores que no había experimentado antes y que le llevará a tener que elegir entre lo sentimental y lo racional", dijo López en un momento del rodaje en uno de los barrios obreros de Hong Kong.

La historia viene a decirnos que en el mundo "estamos más cerca de lo que pensamos y más lejos de lo que creemos", apuntó por su parte Paco Caballero, que afronta su primer largometraje como director. "Aunque uno vaya con la mentalidad de que salir al extranjero significa que va a triunfar, esta película vuelve a confirmar esa parte triste de la historia del emigrante, la de que no es tan fácil buscarse la vida, la de llegar a los sitios y no encontrar lo que esperabas, la de sentirte que sobras y que solo eres uno más", añadió Caballero.

Además de Julián López, en el reparto repiten actores de Perdiendo el Norte, que se estrenó en 2015 y recaudó más de diez millones de euros, como Carmen Machi, que ha colaborado en múltiples proyectos de García Velilla; Miki Esparbé, Yuones Bachir y Malena Alteiro, además de Javier Cámara, quien hará una aparición especial también en esta segunda entrega.

Esta secuela, muy en la línea de la primera, también hace un guiño a la España más tradicional, la del negocio de barrio y cómo a marchas forzadas se debe adaptar a un mundo más global con la llegada de comercios expansivos y de los bazares chinos, donde los precios y las jornadas laborales distorsionan los ritmos tradicionales.

La elección de Hong Kong como ciudad china para enfocar la historia vino dada por sus facilidades para el rodaje, ya que cuenta con una dilatada historia de industria cinematográfica y su estructura financiera y tecnológica que permite presentarla con más afinidad con el personaje principal. Con su estreno previsto para finales de este año, García Velilla ya tiene en mente el proyecto de una tercera parte "esta vez con vistas al oeste, con Estados Unidos y México como referencia, pero eso ya es otra historia para más adelante".