Sábado, 18 de Noviembre de 2017

EN EL PALACIO REAL

El Rey recibe a las nuevas embajadoras de Luxemburgo, Irlanda y Finlandia

El Rey ha recibido hoy en el Palacio Real las cartas credenciales de la embajadora luxemburguesa Michèle Pranchère-Tomassini, la irlandesa Síle Maguire y la finlandesa Tiina Jortikka-Laitinen, así como las de los nuevos representantes diplomáticos de Suiza y Níger.

La presentación ante don Felipe de la nueva embajadora luxemburguesa ha sido la primera que ha tenido lugar en la conocida como Cámara Oficial o del Nuncio del Palacio de Oriente, donde el Monarca ha estado acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

Tras los saludos protocolarios, Felipe VI se ha reunido en privado en una sala anexa con la diplomática Pranchère-Tomassini, con quien ha tenido ocasión de examinar la cooperación bilateral y cuestiones relacionadas con el futuro de la UE.

Don Felipe y doña Letizia viajaron oficialmente a Luxemburgo en noviembre de 2014, dos años después de asistir como príncipes a la boda entre el heredero Guillermo de Nassau y Estefanía de Lannoy, quienes, por su parte, visitaron Madrid hace unos días para presidir la entrega de un premio a la compañía aérea Luxair, acto en el que estuvieron acompañados por Pranchère-Tomassini.

Felipe VI ha tenido asimismo oportunidad de abordar diferentes asuntos relativos a la Unión Europea con la embajadora irlandesa Síle Maguire, que anteriormente era jefa de Protocolo en el Ministerio de Exteriores de su país, y también con la finlandesa Jortikka-Laitinen, quien desde 2015 desempeñaba en Helsinki el cargo de coordinadora para el área euromediterránea.

Después de recibir a las nuevas representantes de estos tres países comunitarios, el jefe del Estado ha continuado la ronda de presentaciones con el nuevo embajador suizo, Giulio Haas, cuyo anterior destino diplomático fue Teherán, y la ha completado con Ado Elhadji Abou, hasta ahora representante de Níger en París.

Hoy han sido testigos de la ceremonia de entrega de cartas credenciales el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, y el del Cuarto Militar, almirante Juan Ruiz Casas, así como el consejero diplomático de la Casa, Alfonso Sanz Portolés.

Como es tradicional, para llegar al Palacio Real, los embajadores han realizado el habitual traslado en carroza desde el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, acompañados a caballo por personal civil de Patrimonio Nacional.

En la Plaza de la Armería del palacio, cada uno de los representantes diplomáticos ha sido recibido por un destacamento de 200 miembros de la Guardia Real, ochenta de ellos músicos, que interpretaban el himno de su país. EFE

rf/msr