Martes, 27 de Septiembre de 2016

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Rajoy pierde la primera votación de la investidura

El líder del PP, Mariano Rajoy, no ha conseguido la mayoría absoluta del Congreso que necesitaba hoy para ser investido presidente
El líder del PP, Mariano Rajoy, no ha conseguido la mayoría absoluta del Congreso que necesitaba hoy para ser investido presidente

El líder del PP, Mariano Rajoy, no ha conseguido la mayoría absoluta del Congreso que necesitaba hoy para ser investido presidente y se abre el preceptivo plazo de 48 horas para una segunda votación el viernes en la que ya sólo necesitaría mayoría simple, pero que también está abocada al fracaso.

Tal y como estaba previsto, Rajoy ha recibido en la sesión de investidura el voto afirmativo de 170 diputados (los del PP, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN y Foro) y su candidatura ha sido rechazada por 180 escaños (los del resto de partidos).

Hoy necesitaba 176 síes y el viernes le bastaría obtener más votos a favor que en contra, pero las posiciones anunciadas en la jornada de hoy por los representantes de los diversos grupos hacen que no se prevea sorpresa alguna y que se culmine una investidura fallida.

Será la segunda de la etapa democrática después de la protagonizada el pasado mes de marzo por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tras las elecciones del 20 de diciembre.

Las apelaciones a la responsabilidad de todos los grupos, en especial a la de Sánchez y del PSOE, realizadas hoy por Rajoy no han servido para variar la posición que ha venido anunciando el líder socialista y que fue ratificada esta semana por la Ejecutiva de su partido: un no rotundo al presidente del Gobierno en funciones.

Y tampoco ha habido variación alguna en el resto de fuerzas que habían garantizado ya que no darían su respaldo al candidato a la investidura.

Sánchez ha justificado el no de su grupo en que Rajoy no es de fiar y "España necesita un gobierno, pero no un mal gobierno".

"Nadie puede pedirnos que apoyemos aquello que aspiramos a cambiar", ha señalado antes de considerar que los españoles necesitan un gobierno "limpio", "social" y "creíble" y el de Rajoy "no lo es ni lo sería".

Al rechazo de los diputados del PSOE se han sumado también los de Unidos Podemos y sus confluencias, PNV, ERC, PDC, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias.

Pese a no lograr su investidura en la votación de hoy y previsiblemente tampoco en la del viernes, Rajoy, en el cierre del debate, ha garantizado que él va a "continuar en la batalla" y lo hará "pase lo que pase y siempre en defensa del interés general".

Nada más terminar la sesión, el presidente en funciones se ha dirigido al escaño ocupado por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para saludarle y agradecerle su apoyo, y también ha hecho lo mismo con otros diputados de este grupo.

De acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, la votación en la que a Rajoy le bastaría mayoría simple se celebrará 48 horas después de la que ha tenido lugar hoy en el Congreso.

Por tanto, tal y como ha anunciado la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, los diputados están citados de nuevo el viernes a las 19:00 horas en el edificio de la Carrera de San Jerónimo para el debate previo a esa segunda votación.

Rajoy será de nuevo el primero en subir ese día a la tribuna de oradores para una intervención de diez minutos.

A continuación tomarán la palabra los portavoces de los grupos por un tiempo de cinco minutos cada uno por orden de mayor a menor representación parlamentaria.

Será al término de esas intervenciones cuando la presidenta del Congreso volverá de nuevo a llamar a votación a los 350 diputados.

La previsión es que se repita el mismo resultado que hoy, es decir, 170 votos a favor y 180 en contra, por lo que la investidura será fallida.

En ese caso, si en el plazo de dos meses desde la votación de hoy, es decir, hasta el 31 de octubre, ni Rajoy ni ningún otro candidato consiguiera ser investido, se convocarían automáticamente unas terceras elecciones que se celebrarían el 25 de diciembre, día de Navidad.