Martes, 13 de Noviembre de 2018

Marea Granate: Es una propuesta cosmética y vacía. La reforma del voto exterior del PSOE impedirá el voto a cientos de miles de migrantes

Comunicado de Marea Granate

Marea Granate denuncia que la reforma de ley electoral propuesta por el gobierno de Sánchez no resulta suficiente ni eficaz: la mera eliminación del voto rogado (que aplaudimos) no basta para resolver las dificultades del voto exterior, como son los obstáculos para la inscripción consultar, las fallas del sistema postal, la imposibilidad de comprobar si el voto ha llegado y la falta de medios. El colectivo propone alternativas y recuerda que, si no se solucionan estas dificultades, una gran parte de la población migrada no podrá ejercer su derecho al voto.

El pasado martes 30 de octubre se difundió la propuesta de reforma del voto exterior elaborada por el Gobierno de Sánchez, tras más de un año y medio de trabajo de la subcomisión para la reforma de la LOREG. El colectivo de migrantes Marea Granate expresa su alegría por este intento de facilitar el voto exterior; pero también denuncia que se trata de una propuesta parcial e insuficiente, que no tiene en cuenta los numerosos problemas de quienes votamos desde el extranjero. De aplicarse esta reforma, gran parte de la migración, especialmente la que acaba de salir del país, no podrá ejercer su derecho al voto.

Grandes omisiones en la inscripción, el sistema de envío y la trazabilidad 

Uno de los obstáculos principales para el voto exterior es la dificultad de inscribirse en el consulado. Según datos de Marea Granate, entre un 30 y un 40% de residentes en el extranjero no pudieron votar en anteriores comicios por la imposibilidad de inscribirse en el consulado (ya sea por la distancia a la que se encuentran, los horarios incompatibles con la jornada laboral o errores diversos y difíciles de subsanar). En la propuesta presentada por el gobierno de Sánchez no se tiene en cuenta esta dificultad ni se da ninguna solución a la misma. Este problema va a afectar sobre todo a quienes acaban de migrar y deben conseguir inscribirse en el consulado, antes de poder recibir la documentación electoral. Como alternativa, Marea Granate propone habilitar un sistema de inscripciones a distancia, que ya está habilitado por algunos consulados.

Otra de las principales dificultades a las que se enfrentan quienes votamos desde el extranjero es la ineficacia del servicio postal. En la reforma presentada tampoco se proponen sistemas alternativos al envío postal. Ante esta carencia, Marea Granate sostiene que no sirve de nada facilitar el voto mediante una papeleta en blanco si esta no llega al elector y propone, como alternativa, un sistema de voto mixto que no dependa solo del correo postal, como por ejemplo, la descarga telemática de papeletas o la delegación de poder, figura que ya está permitida en nuestro país en ciertas situaciones, como en los casos de enfermedad o discapacidad visual.

Y el tercer gran vacío del sistema actual de voto exterior, tampoco solventado por esta propuesta, es la imposibilidad de comprobar si el voto emitido desde el extranjero ha llegado a la mesa electoral y ha sido contabilizado. Tampoco hay seguridad ni protocolo de custodia de urnas en los consulados, a pesar de haber sido demandado por la Junta Electoral Central. Marea Granate propone, por el contrario, aprovechar herramientas tecnológicas que ya están en uso (como los códigos de barra utilizados en los escrutinios) para posibilitar la trazabilidad del voto y lograr un sistema garantista y transparente.

Por último, este colectivo también recuerda la situación de explotación laboral de quienes trabajan en el servicio exterior y la falta de medios -humanos y materiales- en los consulados. De nuevo, en la propuesta presentada no se contempla ninguna forma de mejorar esta situación. Ante ello, Marea Granate avisa de que esta reforma puede ser completamente inoperante e ineficaz, dada la falta de recursos, que deberían ser una prioridad para el Gobierno.

Esta reforma puede llegar a ser, entonces, una operación cosmética que no solucione ninguna de las dificultades reales del voto exterior. Por todos estos motivos, Marea Granate se ofrece a ser partícipe del proceso de discusión de la propuesta final de reforma de voto desde el extranjero, para que esta reforma sea integral, justa, garantista y facilite el derecho al voto a toda la población migrante.

Marea Granate es un colectivo transnacional y apartidista formado por emigrantes del Estado español y simpatizantes, cuyo objetivo es luchar contra las causas y quienes han provocado la crisis económica y social que nos obliga a emigrar.

Si deseas saber más sobre nosotr@s, nos puedes escribir a prensa@mareagranate.org