Domingo, 25 de Junio de 2017

EL CONCLFICTO LLEGA A LOS TRIBUNALES

Marineros españoles pierden el primer juicio contra Noruega por sus pensiones

Los marineros españoles de la Asociación Long Hope han perdido el primer juicio contra el Estado noruego por sus pensiones, pero aseguran tener "la moral más alta que nunca" y admiten que "nunca" esperaron ganarlo.

Y es que un juzgado de primera instancia de Oslo ha dado la razón al Estado noruego en el proceso civil en el que un grupo de marineros españoles exige el pago de sus pensiones (éstos estuvieron embarcados en la marina mercante de Noruega). En concreto, la sentencia será recurrida con el objetivo de llevar el caso al Tribunal Supremo noruego, aunque el propósito es agotar la vía judicial de este país nórdico para llevarlo, de este modo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Según señaló en declaraciones a Europa Press el portavoz de la asociación de exmarineros españoles en Noruega Long Hope, Alberto Paz, el hecho de haber perdido el juicio les permite acercarse cada vez más al Tribunal de Estrasburgo, en donde esperan ganar. No obstante, no ha ocultado su "decepción" con el comportamiento de la justicia noruega.

A continuación, criticó la postura del Estado español con respecto a este asunto: "Si nos quiere ayudar, que demande directamente (a Noruega) o que ejerza presión diplomática", ha remarcado Alberto Paz.

"El rumbo de este barco, que es Long Hope, es el Tribunal de Estrasburgo", aseguró el portavoz de esta asociación, quien espera sentar al Estado noruego en el banquillo y conseguir que éste les pague sus pensiones.

El juicio arrancó el pasado martes 4 de abril en Oslo, en una sesión en la que los afectados, agrupados en la plataforma Long Hope, declararon y aportaron pruebas de que tributaron durante años mientras estuvieron embarcados en buques mercantes noruegos sin recibir protección social.

Este colectivo ha protagonizado decenas de manifestaciones en los últimos años (hay unos 8.000 gallegos afectados), que incluso realizaron en Oslo.

Desde 1948 está registrada documentalmente la presencia de marineros gallegos en buques de bandera noruega y se estima que han pagado unos 520 millones de euros en impuestos hasta 1994.

En Marea ha exigido la implicación del Ministerio de Asuntos Exteriores en la defensa de los derechos de estos marineros. En una nota de prensa, la senadora de En Marea, Vanessa Angustia, aseguró que el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se comprometió el pasado 7 de febrero a poner la Abogacía del Estado a disposición de este colectivo si, como ha ocurrido, la demanda de los marineros era denegada por la justicia noruega.