Jueves, 16 de Agosto de 2018

LAMENTAN EL CARÁCTER "ELECTORALISTA" DE UNA MEDIDA QUE VINCULA LA ATENCIÓN SANITARIA A LOS QUE TIENEN UN EMPLEO Y DEJA FUERA A LOS QUE NO LO POSÉEN

Marea Granate afirma que miles de españoles siguen sin cobertura sanitaria cuando regresan

Marea Granate y Yo sí, Sanidad Universal protestan contra la última reforma de la sanidad.
Marea Granate y Yo sí, Sanidad Universal protestan contra la última reforma de la sanidad.

“No queremos un sistema sanitario que condicione el acceso a la sanidad a tener un empleo. No queremos un sistema sanitario que cree ciudadanos de primera y de segunda. Basta de negocios, mentiras y electoralismos, basta de jugar con la salud de las personas”. Así de contundentes se muestran los reponsables de la Marea Granate tras analizar la reforma de la Atención Sanitaria en España para los residentes ausentes, anunciada el 29 de julio por el Gobierno.  Los portavoces de esta plataforma y de Yo sí, Sanidad Universal, consideran que “la modificación de la Ley de Segunda oportunidad sigue dejando sin cobertura a emigrantes españoles desempleados y en muchos casos, a familiares a cargo”.

El pasado 29 de julio el Gobierno modificó la Ley de Segunda Oportunidad, añadiendo en las disposiciones adicionales varias rectificaciones sobre el derecho de cobertura sanitaria de los emigrantes españoles (disposiciones quinta y novena) “de modo que se garantice la “asistencia sanitaria para españoles de origen residentes en el exterior desplazados temporalmente al territorio nacional”, así como para sus familiares”.

Sin embargo, un análisis de esta reforma por parte de los responsables de Marea Granate y Yo sí, Sanidad Universal, revela que aún siguen estando excluídos “miles de españoles”, y que la medida no es más que un reconocimiento “por la callada” de una situación negada una y otra vez por los miembros del Gobierno: la exclusión del Sistema Sanitario de los españoles del exterior.

Desde ambas plataformas se destaca que “con esta rectificación parcial, el Gobierno reconoce la exclusión sanitaria aplicada de facto, desde las modificaciones legislativas del año pasado, a dos millones de españoles residentes en el extranjero. Hecho negado reiteradamente, y que hemos puesto en evidencia con nuestra campaña de denuncia “Nos echan de la salud”.

Sin embargo, desde Marea Granate y Yo sí, Sanidad Universal, se lamenta que se trata de una reforma incompleta. ¿Dónde está la trampa? El propio texto de la Ley da pistas cuando afirma:

“Los beneficiarios de esta reforma serán: Los españoles de origen, que residen en el exterior; los pensionistas españoles en el exterior y los trabajadores (por cuenta propia o ajena) españoles que realizan su labor fuera de España. (…) Así como: los familiares de estos españoles en el exterior: los de los que retornan definitivamente y los de los que vienen a España de manera temporal”.  

Ambas plataformas destacan que “la nueva modificación reconoce la ampliación del derecho a la cobertura sanitaria SÓLO a quienes trabajan, por cuenta propia o ajena, cuando entre España y el país de acogida no existen acuerdos de cobertura”.

“Con esta medida, el Gobierno insiste en la vinculación laboral como condición para otorgar un derecho fundamental, y sigue excluyendo del derecho a la sanidad en nuestro país a las personas forzadas a emigrar precisamente por estar desempleadas”, lamentan Marea Granate y Yo sí, Sanidad Universal. Los portavoces de la Marea Granate lamentan que “negar la cobertura sanitaria a estas personas es especialmente grave, cuando son las propias políticas del Gobierno las que arrojan al paro, la precariedad y la emigración a miles de personas a diario”.

Así mismo, la plataforma considera que “la extensión del derecho de cobertura a familiares y beneficiarios del emigrante es muy limitada: solo están incluidos el cónyuge y los hijos menores de 26 años o mayores de 26 con discapacidad mayor al 65%, y siempre y cuando el sujeto de derecho los acompañe en su estancia en el país. Esta medida excluye en tanto que “selecciona” beneficiarios y limita el acceso al derecho a otros muchas otras personas”.

El tiempo juega a la contra de los que precisan de Sanidad

Otro problema sobre el que ponen luz ambas plataformas es que, en cualquiera de los casos, “el reconocimiento de este derecho corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social, que debe expedir un documento acreditativo; es decir, el emigrante que regresa a España de forma temporal está obligado a realizar nuevos trámites burocráticos, con el correspondiente retraso o imposibilidad de acceso a la atención sanitaria en nuestro propio país”.

Tanto la Marea Granate como Yo sí, Sanidad Universal consideran que esta reforma anunciada a finales de julio por el Gobierno responde a un interés electoralista. Por ello, responden al Gobierno con un calendario de medidas que, consideran, sí servirían para dar solución a los problemas médicos y sanitarios de los españoles que residen fuera del país cuando regresan a España y precisan de atención sanitaria.

Propuestas de solución definitiva

Se trata de cuatro puntos fundamentales:

“– La derogación inmediata del RDL de exclusión sanitaria 16/2012 y de los demás decretos que lo complementan.

– La derogación inmediata de la disposición adicional sexagésimo quinta del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, que excluye a residentes en el exterior de la cobertura sanitaria en España.

– El cumplimiento de sus obligaciones y convenios internacionales, con la expedición de Tarjetas Sanitarias Europeas, y el pago de cuotas a otros países según las directivas de la UE. La irresponsabilidad del Gobierno en estos dos casos está impidiendo notoriamente el acceso a la sanidad de los emigrantes españoles, ya que los Estados se niegan a atenderlos a sabiendas de que España no reembolsa adecuadamente.

– La adopción de medidas adicionales para garantizar la cobertura sanitaria de sus ciudadanos residentes en el exterior.”

 

¡¡Por una sanidad pública, de calidad, universal y gratuita!!