Sábado, 24 de Junio de 2017

IZQUIERDA UNIDA SIENTA BASES EN EL EXTERIOR

IU-Exterior quiere ser "un nuevo altavoz político para la emigración española"

Tras su aprobación en la Asamblea Federal de IU de junio de 2016, el pasado año se inició la creación de la Federación del Exterior de IU con el objetivo de movilizar políticamente a la emigración española. La nueva federación facilitará la militancia en igualdad de condiciones con el territorio nacional, así como la representación directa de las afiliadas en la Asamblea Político y Social y en la Coordinadora federal de IU. Se trata de un proceso participativo y ambicioso en el que trabajaron conjuntamente tanto representantes de diferentes asambleas de base del exterior, como diferentes responsables de organización de IU Federal.

El proyecto, que nació del deseo de las bases en el exterior de participar a distancia, destaca el potencial transformador de la emigración, colectivo que está dispuesto a luchar contra las políticas injustas y contra el recorte de derechos que la ciudadanía española en el exterior ha sufrido en los últimos años. Algunos ejemplos de ello son el Voto Rogado —que obstaculiza o impide el derecho de voto a buena parte de los españoles residentes en el exterior—, la exclusión de la sanidad universal, o la precarización laboral, también frecuente en los países de destino.

Las bases se implicaron de forma directa en la redacción de los textos político y organizativo y estuvieron representadas en la comisión de organización de la l Asamblea de IU Exterior, que reunió en Bruselas a las 19 delegaciones de las federaciones históricas del Exterior y a los responsables de organización del Federal. También asistieron, en calidad de invitados, responsables de organizaciones hermanas como Maite Mola, vicepresidenta del PIE, Francisco Orozco, responsable de relaciones internacionales de Podemos, José Huedo de CREando en común y activistas sociales en defensa de los derechos de la ciudadanía española en el exterior.

La eurodiputada Marina Albiol, en nombre de la dirección federal y del equipo de relaciones internacionales, saludó y agradeció a la militancia española en el exterior por el “tiempo dedicado y la movilización ejercida a pesar de la distancia”, y en particular por “poner en valor esa alianza de las diferentes generaciones” de emigrantes para luchar por sus derechos. Albiol subrayó la necesidad de “ser útiles como Federación del Exterior, como militantes, como IU, pero, sobre todo, ser útiles a las clases populares, en este caso las clases populares que han tenido que emigrar”, tanto a las que emigraron hace muchos años, como a la nueva ola de emigración. Asimismo indicó que estamos en “un contexto perfecto para que hagamos conjuntamente un análisis y una reflexión del proyecto que supone la Unión Europea”, que ha generado precariedad, desigualdad y desempleo.

Tras las intervenciones se divulgaron los resultados de las votaciones, tanto de los documentos político y organizativo como de la lista ganadora para ocupar los cargos de la dirección, con cocoordinaciones paritarias: portavocía, secretaría de organización y finanzas, secretaría de acción política y secretaría de comunicación, que posteriormente se reunirían en comisiones para empezar a elaborar el plan de acción de la nueva Federación de IU Exterior.

En contacto con movimientos sociales ubicados fuera de España, en la nueva federación se apostó por la organización y el trabajo horizontal, fomentando la participación directa de las bases con la coordinadora, así como por la feminización de los cargos, aprobando con amplio margen el documento organizativo que establecía cocoordinaciones paritarias para todos los órganos de la nueva federación.

De la XI Asamblea de IU no solo resultó una nueva dirección con Alberto Garzón como coordinador general y nuevo grupo de dirección, sino también un nuevo proyecto político y organizativo, que incluyó un mandato a toda la organización y también a la nueva Federación del Exterior como parte del proceso, de construir de un nuevo movimiento político y social anticapitalista, ecologista y feminista que esté volcado en los conflictos sociales.

La nueva Federación del Exterior de Izquierda Unida se centrará en la construcción de redes y de tejido social políticamente movilizado en torno al conflicto. De este modo intervendrá en los movimientos y en los distintos frentes existentes, contribuyendo con su trabajo en los nuevos espacios de contrapoder y creando redes de solidaridad entre personas emigradas.