Lunes, 23 de Octubre de 2017

TRAGEDIA EN MÉXICO

Las familias de los desaparecidos en vilo, tres días después del seísmo en México

La angustia de los familiares de los desaparecidos tras el terremoto que asoló México el martes y que causó hasta ahora 292 muertos crece a medida que pasan las horas, al reducirse las posibilidades de hallarlos con vida entre los escombros.

Transcurridas 72 horas desde que el seísmo sacudió el centro del país, las labores de rescate no solo no amainan a pesar de las lluvias registradas en las dos últimas noches, sino que se han visto reforzadas por la llegada de expertos de España, Japón, Israel y Ecuador, entre otros países.

Además, el Gobierno ha prometido que la búsqueda continuará hasta tener plena certeza de que no hay nadie entre los centenares de inmuebles destruidos en los cinco estados afectados por el terremoto y la Ciudad de México, donde 38 se vinieron abajo.

Las labores siguen en diez de los 38 edificios derruidos en la capital, en cuyas inmediaciones los familiares esperan novedades de sus seres queridos mientras los trabajos entre las ruinas avanzan con lentitud.

Es el caso de Martín, padre de Erick, un joven que trabaja en una firma de contaduría que ocupaba el cuarto piso del número 286 de la calle Álvaro Obregón de la céntrica colonia Roma, que se desplomó por el movimiento telúrico.

Las familias están "peleando por que se saque hasta el último sobreviviente", pero "también nos estamos resignando a lo inevitable", dijo a Efe Martín Acosta.

No es el caso de Alejandro Albarrán, padre de Karina, quien asegura tener "el 300 % de esperanza" de que su hija está entre los escombros del inmueble de seis plantas y "al ratito va a estar con nosotros".

Y es que uno de sus compañeros logró enviar un mensaje desde su móvil: "Estamos bien. Somos muchos".

De dos listas elaboradas por voluntarios en la zona de desastre, una señala que faltan 51 personas por rescatar, mientras que la otra indica que son 48.

Entre los desaparecidos hay una decena de españoles.

El coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, aseguró hoy que en las últimas horas han sido rescatadas personas con vida entre los escombros, que suman 115 desde el seísmo de 7,1 grados en la escala de Richter, pero no pudo precisar cuántas.

También estimó en 42 las personas desaparecidas, aunque la cifra parece corta en virtud de las listas que hay en los lugares donde aún trabajan los socorristas.

La coordinadora del Grupo Topos Adrenalina Estrella, Pola Díaz, quien participa en las labores de rescate del edificio de Álvaro Obregón, explicó que las tareas ya se empiezan "complicar".

Sin embargo, si las víctimas "tienen fortaleza física y espiritual, pueden darnos sorpresas", afirmó la experta, tras señalar que se estima que allí hay alrededor de medio centenar de víctimas sepultadas, aunque se desconoce si están o no con vida.

Conforme al protocolo que se tiene para esos casos, es necesario que pasen "las primeras 72 horas para reevaluar la situación", apuntó.

Ahora están trabajando los expertos japoneses e israelíes en la evaluación de la estructura, apoyados con equipos de alta tecnología, y "se está haciendo un nuevo apuntalamiento de tipo metálico", señaló.

Por ello, en este momento las brigadas de rescate están detenidos, dijo Díaz, quien confió en que hoy "no llueva muy temprano", toda vez que ese es un "factor determinante", ya que se puede colapsar alguna parte de las estructuras derrumbadas.

Otro de los lugares donde continúan las labores de rescate es el Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en el sur de la capital, donde las autoridades creen que al menos hay una persona con vida, a pesar de que los familiares de los escolares y docentes han asegurado que no hay nadie bajo los escombros.

Según el último balance de víctimas, Ciudad de México es la más afectada con 154 muertos, seguida por Morelos (73), Puebla (45), Estado de México (13), Guerrero (6) y Oaxaca (1), la más afectada por otro poderoso terremoto que se registró dos semanas antes en el país.