Martes, 26 de Septiembre de 2017

EL ESPAÑOL QUE SE ENFRENTÓ A UNO DE LOS TERRORISTAS

Exteriores no descarta "nada" y espera tener hoy noticias sobre Echeverría

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha señalado que el Gobierno no descarta "nada" en relación con el paradero del español Ignacio Echeverría, desaparecido desde el sábado tras los ataques terroristas de Londres, y ha confiado en disponer de información fidedigna "en las próximas horas".

"Estamos acuciando a las autoridades británicas porque, francamente, esto es una cosa que no se puede prolongar mucho tiempo", ha explicado Dastis en los pasillos del Senado tras comparecer ante la Comisión de Cooperación para el Desarrollo de la Cámara Alta.

Ha señalado que, "desgraciadamente", Exteriores no dispone aún de "novedades" sobre este joven español, visto por última vez en el puente de Londres, uno de los lugares del ataque de la noche del sábado, y que su departamento sigue pendiente de que las autoridades británicas aporten información.

"Sabemos que alguna de las víctimas, de los fallecidos, no está identificado y no queremos descartar nada", ha añadido Alfonso Dastis.

También ha manifestado que Asuntos Exteriores está en contacto permanente con la familia, "que naturalmente mantiene la esperanza, como la mantenemos nosotros", y ha confiado en disponer de noticias sobre Echeverría "en las próximas horas".

El madrileño, de 39 años, llegó al lugar de los atentados junto a unos amigos con los que había estado patinando cerca del puente de Londres y, al presenciar cómo un terrorista se abalanzaba contra una mujer, la defendió con un monopatín, mientras otras dos personas le agredían por detrás, ha explicado la familia.

El desaparecido mide 1,74 metros, pesa 85 kilos y en el momento del suceso llevaba una medalla con cadena de oro, zapatillas negras con suela blanca, pantalones vaqueros y jersey oscuro.

Su padre ha informado de que las autoridades británicas han reclamado las huellas dactilares de su hijo para verificar si se encuentra entre los heridos hospitalizados.

En los ataques murieron siete personas y hubo 48 heridos, de los cuales 21 están en estado crítico.