Miércoles, 24 de Mayo de 2017

¿EUROPEISMO O SALIDA LABORAL?

Un estudio muestra que el europeísmo de los jóvenes españoles supera al de otros países

El 73 % de los jóvenes españoles apuesta por que el país permanezca en la Unión Europea y el 72 % subraya la utilidad del euro, porcentajes superiores a los que se registran en los principales socios comunitarios, según un estudio del instituto de demoscopia YouGov para la Fundación Tui.

El europeísmo de los españoles destaca en el informe presentado hoy en Berlín, que revela también que el 76 % de los jóvenes europeos considera que la UE constituye una alianza económica, frente a sólo un 30 % que ve en ella una comunidad de países con valores culturales comunes.

Es una de las principales conclusiones del estudio, en el que han participado 7.000 jóvenes de entre 16 y 26 años de Alemania, Francia, España, Grecia, Italia, Polonia y Reino Unido, y la razón por la que el presidente del consejo de administración de la Fundación Tui, Thomas Ellerbeck, pidió reaccionar a nivel político y social.

"La fuerza cohesionadora de Europa basada en sus valores se dio por supuesta durante mucho tiempo", pero este estudio "demuestra que esta obviedad ya no es tal", señaló en una rueda de prensa antes de advertir de que una Europa cuya única ventaja sea el mercado económico "amenaza con convertirse en intercambiable".

A pesar de definir a la UE básicamente como una alianza económica, a la hora de describirla sólo el 25 % de los encuestados considera que la "fortaleza económica" es una de las principales características, frente al 44 % que cree que es la paz; el 40 %, los derechos humanos; el 33 %, la solidaridad; y el 31 %, la democracia.

Los jóvenes españoles son quienes más apuestan por el euro -el 72% considera de utilidad la moneda única- seguidos de alemanes (70 %), franceses (62 %) e italianos (54 %), mientras que los griegos se muestran divididos y la mayoría de polacos y británicos, cuyos países mantienen su moneda nacional, la rechaza.

Los españoles también encabezan la clasificación cuando se les pregunta si quieren que su país permanezca en la UE (73 %), porcentaje que baja al 52 % en el caso de los griegos.

Según el estudio, los jóvenes de las grandes economías son menos optimistas que aquellos de naciones económicamente golpeadas por la crisis: así, sólo el 33 % de los franceses se muestra positivo de cara al futuro, frente al 80 % de los españoles y el 72 % de los griegos.

Aún así, la convicción generalizada entre los jóvenes es que económicamente vivirán peor que sus padres, sobre todo los griegos (82 %), seguidos de italianos y británicos (58 %), franceses (55 %) y españoles (54 %).

En lo que respecta a cuestiones identitarias, sólo el 3 % de los encuestados se considera exclusivamente europeo y el 7 % se ve primero ciudadano europeo y después nacional, frente al 38 %, que antepone la identidad de su país a la europea, y el 42 %, que dice ser sólo de su país.

En el caso de España, el 4 % de los encuestados se considera sólo europeo; el 8 %, primero europeo y en segundo lugar, español; el 42 %, primero nacional y después europeo; y el 27 %, únicamente español.

Por otra parte, son más los jóvenes europeos que apuestan por que la UE devuelva competencias a sus respectivos países (38 %, 31 % en el caso de los españoles), que quienes cree que Bruselas debería tener más poderes (15 %, 19 % entre los españoles).

Según Markus Spittler, del Centro de Investigación Social de Berlín (WZB), el estudio ofrece un resultado "ambivalente", ya que la mayoría está a favor de que su país siga en la UE, pero al mismo tiempo defienden la devolución de competencias a los gobiernos nacionales y piden más posibilidades de participación a nivel europeo.

"Se les puede calificar de europeos críticos" con una "satisfacción" con la UE "limitada" y no fundamentada en una estructura de valores comunes", señaló.