Martes, 25 de Septiembre de 2018

I CURSO DE VERANO DEL INSTITUTO CERVANTES

El español goza de "muy buena salud" pero debe "adaptarse" para competir

El español goza de "muy buena salud" pero debe "adaptarse" si quiere sobrevivir "a la metamorfosis de internet", que ha difuminado las "barreras geográficas", según los expertos que han participado en el I Curso de Verano del Instituto Cervantes, dedicado al uso del español en el mundo.

La sede del Cervantes celebra hasta hoy miércoles ponencias y mesas redondas con expertos del idioma para tratar "La evolución de la lengua española en el mundo", en el que se abordan las claves que han determinado que ocupe el "lugar privilegiado" de ser la segunda lengua más hablada del mundo, ha explicado a Efe Juan Manuel Bonet, director de la institución.

"Hoy en día no hay la menor duda de que el español es la segunda lengua global del mundo y, para subrayar su importancia, me apoyo en el hecho de que el propio British Council hace pocos meses recomendaba a sus ciudadanos que había que estudiar español", ha añadido.

No obstante, el director ha recalcado que los ingleses dominan el mundo de los negocios y la ciencia, pero, aun así, no pueden evitar "reconocer el enorme valor de uso de la lengua española" y la "fuerza del español" en el continente americano.

Según Richard Bueno Hudson, director académico del Instituto Cervantes y encargado de realizar su anuario de 2018, actualmente hay 480 millones de hablantes nativos en el mundo; es la segunda lengua con más hablantes tras el chino y hay 21 millones de estudiantes de español.

Es, ha dicho, una lengua "en expansión" que debe ser estimulada frente a la "dura competencia" que supone el posicionamiento de las otras grandes lenguas.

"La salud del español es muy buena, pero se han difuminado barreras geográficas y hay que adaptarse, siempre sin perder de vista la calidad. Si no te adaptas, es muy difícil que puedas sobrevivir a la metamorfosis de internet", ha apostillado tras remarcar la importancia de la educación en su ponencia. EFE