Domingo, 25 de Junio de 2017

FIN A LA CAMPAÑAS DE ODIO

El embajador venezolano pide que se evite el traslado de la violencia de Venezuela a España

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea
El embajador de Venezuela en España, Mario Isea

El embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, ha denunciado hoy el "asedio" que sufrió la pasada semana un centro dependiente de la Embajada y ha pedido al Gobierno español que "evite un desbordamiento y un traslado de la violencia" de Venezuela a España.

En una rueda de prensa en Madrid, Isea ha asegurado que la semana pasada sufrió acoso durante un acto celebrado en el centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, al que ha definido como sede diplomática y que, por tanto, debía ser "debidamente protegido", según la Convención de Viena.

El pasado día 11 cientos de personas se concentraron durante horas ante ese centro mientras se celebraba un acto con la asociación de Víctimas de la Violencia en las manifestaciones de Venezuela (Guarimbas), incidentes que el embajador ha descrito como de "incitación al odio" y de "un nivel de violencia inusitada".

El diplomático ha denunciado una "campaña de incitación al odio a nivel internacional" contra sedes diplomáticas y funcionarios venezolanos en distintos lugares del mundo, que en su opinión "raya en el fascismo".

Asimismo ha pedido a las instituciones españoles "evitar la solidaridad automática a cualquier opositor (venezolano) por el hecho de no compartir la visión ideológica de un gobierno".

Isea ha considerado que las autoridades españolas están dando "un mensaje equivocado a los sectores que están llevando a cabo la violencia en Venezuela y quieren exportarla a España".

En referencia a lo ocurrido la pasada semana, Isea ha afirmado que "hay una connotación política muy importante que podría rayar en la permisividad" de la violencia de un sector hacia otro y se mostró preocupado "por las inacciones" del Gobierno español.

El embajador ha lamentado la falta de respuesta del Ministerio español de Asuntos Exteriores cuando recurrió a este departamento para denunciar los hechos, así como su falta de información acerca de la manifestación convocada.

En este sentido, Mario Isea ha informado de que ha enviado una nota a la cancillería española en la que solicita tratar con esta dependencia y con el Ministerio de Interior lo ocurrido en Madrid, cuando, en su opinión, se pusieron en riesgo su "libertad", "seguridad" y "dignidad" como embajador.

El diplomático venezolano, en el cargo desde 2013, ha hecho un llamamiento al Gobierno español al diálogo, para que cesen las campañas al odio y que no ocurran más "atropellos".