Domingo, 22 de Abril de 2018

ASESINATOS A EMPRESARIOS

Eduardo Dizy presidente del CGCEE "En México, como dice la canción, la vida no vale nada"

El empresario asturiano-veracrucense Eduardo Dizy emprendió el camino de la emigración en la década de los setenta. A lo largo de su trayectoria profesional, personal, vital, ha tenido que asumir muchas responsabilidades, también la de la representación  de la colectividad española en México. Actualmente encara su segundo mandato como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Con Eduardo Dizy abordamos la difícil situación de inseguridad que se sufre en el país azteca, de manera particular los empresarios españoles y sus familias; lo que se ha puesto una vez más de manifiesto tras los asesinatos sufridos en los últimos años por propietarios de empresas en México, muchos de ellos gallegos y en concreto ourensanos. Una larga lista ya, vinculada según Dizy a las "grandes urbes, que es donde se registran la mayor cantidad de delitos, que es donde residen  los mayores flujos de emigrantes de primera, segunda o tercera generación". 

"La inseguridad, la impunidad y la falta de garantías personales y materiales es prácticamente  en todo el país, la falta del estado de derecho es generalizada", afirma el presidente del CGCEE, quien sostiene que "todos somos objetivos de la delincuencia en cualquier momento, no solo los empresarios, también los trabajadores y sus familias".

"Todos hemos sido alguna vez víctimas de atracos, secuestros, extorsiones y de toda clase de variantes delictivas. Me atrevo a decir que no hay español residente en México que no lo haya sufrido, o al menos alguien de su familia cercana algún tipo de agresión por parte de la delincuencia (común, organizada, narcotraficante, de los cuerpos de seguridad pública o del poder político)", recalca Eduardo Dizy. "Es por ello que siempre está en la mente de quienes residimos aquí está la posibilidad de que te ocurra algo en algún momento de la vida. Conocedores de la realidad diaria siempre cabe que hoy, mañana o en otro momento, te toque y tengas que lidiar con la espada de Damocles. Ya es generalizada y cotidiana la frase de despedida entre nosotros "bueno, nos vemos. Cuídate mucho" o "vete con mucho cuidado", subraya. 

Cuando le preguntamos a Dizy como se protegen, nos explica que algunas personas "llevan escoltas, quienes no las tienen o prefieren no hacer uso de ese recurso se protegen con las bendiciones de sus familiares, amigos o conocidos. Cuando la delincuencia va a por una persona difícilmente se libra, si no es a la primera, será a la segunda o en alguna otra ocasión o, si tiene mucha suerte, pudiera librarse".

Sobre el hecho de que se esté produciendo un retorno masivo de empresarios gallegos, tal y como se ha publicado en algunos medios, el presidente del CGCEE, afirma que "no le consta" y que "no ha escuchado entre los círculos de españoles que esa circunstancia se esté dando. Como es de todos sabido las empresas, los empresarios y sus familiares, hoy por hoy, gozan de una gran movilidad. En general los gallegos, pero también los asturianos y de otras comunidades, son muy apegados a su tierra y cuando llegan a una edad de jubilación, o el esfuerzo de su trabajo diario le ha recompensado con la abundancia económica, suelen tener un pie en cada orilla, un hogar acá y otro allá".

Termina Eduardo tras responder a nuestras preguntas con una recomendación: "si su intención es emigrar a estas hermosas y fructíferas tierras de mestizaje, hágalo con plena conciencia y responsabilidad. Es dura pero no deja de ser real la letra de la canción mexicana que dice "...en México, la vida no vale nada". Hay que ser muy conscientes de ello para que siempre estés alerta".