Viernes, 19 de Octubre de 2018

VOTO ROGADO

El Congreso votará hoy reprobar a Dastis por "negligencias" en el voto exterior

El pleno del Congreso votará este jueves una moción del PDeCAT que propone reprobar al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, por las "reiteradas negligencias" que, a su juicio, comete el Servicio Exterior para facilitar el voto de los españoles en el extranjero.

La moción reclama además tramitar a la mayor celeridad una proposición de ley de reforma de la Ley Electoral para suprimir el sistema del voto rogado que dificulta en ocasiones el ejercicio del derecho al sufragio.

El PDeCAT pide que se vuelva al sistema de voto exterior de la anterior legislación con el objetivo de que "los derechos democráticos de todos los residentes en el extranjero se puedan ejercer fácilmente y con todas las garantías".

De salir adelante esa reprobación sería ya la tercera del Congreso al ministro de Asuntos Exteriores desde el pasado mes de octubre: la primera por haber incumplido la cuota de acogida de refugiados comprometida con la UE, y la segunda por unas declaraciones sobre la enseñanza del castellano en Cataluña.

En el debate de la interpelación que da lugar a la moción que se debatirá el próximo jueves, Dastis admitió las dificultades del voto exterior pero defendió la actuación de las embajadas y consulados para garantizar su ejercicio.

Aseguró el ministro que la "llave" para una solución duradera a este problema la tienen las Cortes y no el Gobierno, que se limita a cumplir la ley.

Recordó que con la implantación del voto rogado se pretendía asegurar la legalidad de todo el proceso del voto exterior, "un objetivo loable" pero que en la práctica ha demostrado ser "complejo" e incluso "disuasorio".

Esto se debe, según explicó, a que la tramitación del voto rogado exige un tiempo considerable que tiene un difícil encaje en los 54 días que dura el proceso electoral, desde la convocatoria de las elecciones hasta su celebración.

A ello se añade la calidad de servicios postales de los distintos países que España no puede "dirigir ni fiscalizar".

Por su parte, el diputado del PDeCAT Jordi Xuclá reconoció que su formación -CiU en 2011- apoyó la reforma electoral que incorporó el voto rogado, pero ha recalcado que "rectificar es de sabios".

Señaló la necesidad urgente de modificar el sistema para que "muy pronto" se active una reforma electoral y no haya ningún otro proceso electoral en el que "ni un solo ciudadanos no pueda ejercer su derecho por indolencia o por incapacidad del servicio consular". EFE