Jueves, 19 de Julio de 2018

#CIFRASINEXACTAS17

Marea Granate "El INE vuelve a infravalorar la emigración española"

Miembros de Marea Granate en una de sus concentraciones en París contra el voto rogado.
Miembros de Marea Granate en una de sus concentraciones en París contra el voto rogado.

Marea Granate, vuelve a la carga con el que ha sido en los últimos años uno de sus caballos de batalla, las cifras del Instituto Nacional de Estadística. Según una comparativa llevada a cabo por las organización de emigrantes y tras contrastar los datos con los ofrecidos por organismos oficiales de varios países europeos y han encontrado "grandes desfases, como en el caso de Alemania, donde la cifra real es 2,2 veces mayor que la ofrecida por el ente español o el de Irlanda, que es hasta 8 veces mayor", afirman.

En una nota de prensa Marea Granate cuestiona las cifras del INE en las que "se sostiene que tan solo 87.685 personas españolas emigraron el año pasado".  Y para hacerlo, ponen como ejemplo los datos arrojados por tres paises  con fuerte presencia de la migración española: Alemania, Irlanda e Inglaterra, en los que se pone de manifiesto "el desfase entre las estadísticas que maneja el INE y las de estos últimos"

Tiran de gráfica para poner de manifesto que la cifra de nuevas inscripciones de españoles en Alemania en 2017 según el registro oficial de ese país (Destasis), fue de 14.450 personas, el doble de la que mantiene el INE (6.665); en el caso de Reino Unido, la base de datos del NIN (National Insurance Number) registró 35.114 personas españolas, el triple que las recogidas por el Instituto Español (12.141); en cuanto a Irlanda, los datos del PPSN (Personal Public Service Number) recogen una cifra de 6.341 españoles, ocho veces más que lo indicado por el INE (798)", sostienen. 

 

Captura de pantalla 2018-06-29 a la(s) 07.23.24

Marea Grante sostiene que "este alto número de inscripciones españolas en el extranjero no es puntual, sino que viene dándose desde 2008. Si bien, el 2016 fue el año en que más personas se inscribieron en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), este hecho se debió, con toda probabilidad, a la celebración de las últimas elecciones generales, lo que hizo que la ciudadanía emigrada se registrara en el censo exterior para tener alguna oportunidad de votar".

Afirman que "hay que tener en cuenta, sin embargo, que no todas las personas que residen en el exterior se inscriben en ese censo por temor a perder derechos del Estado español, como la sanidad. Por este motivo, Marea Granate también critica que el INE siga haciendo su análisis exclusivamente a partir de los datos del PERE, lo que resulta claramente insuficiente, habiendo otras fuentes alternativas públicas que muestran datos más fidedignos.

En cuanto al retorno, el colectivo subraya que el INE "destaca un saldo migratorio de -9.627 personas, una cifra menos negativa que la de 2016, cuando fue de –27.252, y señala que 78.058 personas de nacionalidad española regresaron al país el año pasado", algo que, dicen, es totalmente falso ya que "estas cifras de regreso que se vienen utilizando cada año para alimentar el discurso de la recuperación económica y de retorno feliz no cuentan la realidad y que no es otra que muchas de las personas que retornan no son las más jóvenes, sino los emigrantes económicos que se marcharon del país en los años 60 y ahora vuelven con motivo de su jubilación, según han revelado algunos estudios".

Desde Marea Granate son críticos con los planes de retorno que desde las distintas administraciones públicas se están diseñando "siguen resultando totalmente ineficaces", sostienen. Y ponen como ejemplo Andalucía, "que logró hacer volver a 11 personas en dos años, o de Asturias, donde ninguna persona logró cumplir con los requisitos exigidos por el gobierno para acogerse a su plan de retorno".

Finalmente "reclaman un estudio adecuado y pormenorizado de la emigración española (tanto de su magnitud como de su realidad social) que se base en evidencias reales, así como unas políticas públicas adecuadas acordes a este estudio. Los datos de migración del INE no pueden seguir basándose, año tras año, en un parámetro (las inscripciones consulares) que ha demostrado ser totalmente insuficiente. Es necesario comparar y corregir cifras, más aún cuando las políticas públicas destinadas a la emigración dependen de ello".