Sábado, 24 de Junio de 2017

CONFLICTO LABORAL

Venezuela se suma a la huelga de los trabajadores en el exterior

Los trabajadores de la Embajada de España en Venezuela se han sumado a la huelga convocada por UGT en el exterior, que ya ha comenzado en otros países y con la que se piden mejoras salariales de entre un 20 y un 50 % tras ocho años de congelación de sueldo.

Según ha informado  la Federación de Servicios Públicos-UGT Exterior en una nota de prensa, están llamados a la movilización los empleados del consulado general, la oficina comercial y la oficina laboral de España en el país latinoamericano.

El motivo principal, como en el resto de países afectados, es la brecha entre los salarios y la inflación del país.

La FeSP-UGT Exterior aún no ha fijado una fecha de inicio de la huelga en Venezuela, aunque sí ha adelantado que será indefinida, tal como sucede en Argentina, donde los trabajadores siguen un paro general desde el 29 de mayo.

Según informó hace unos días este sindicato, la huelga de los trabajadores de la embajada argentina tiene un índice de participación del 95 % y se mantendrá hasta que la Administración española dé una respuesta satisfactoria a las reivindicaciones presentadas ante el Ministerio de Hacienda.

Canadá, Estados Unidos y Suecia ya se han unido a las protestas y llevarán a cabo sus paros los próximos días 14 y 15 de junio.

Guinea Ecuatorial y Marruecos presentarán sus preavisos previsiblemente en breve y otras embajadas ya prevén unirse, entre las que figura la Representación Permanente ante la Unión Europea.

FeSP-UGT Exterior presentó el pasado 30 de mayo al Ministerio de Hacienda una propuesta de revisión salarial para el personal laboral en el exterior, que debe ser tratada en la Comisión Técnica del Personal Laboral en el Exterior.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha extendido la protesta del personal laboral en el exterior, con el registro de dos preavisos de huelga en las embajadas de España en Helsinki (Finlandia) -que comenzaría el 1 de agosto- y en Sidney (Australia), prevista para el 23 de junio.