Viernes, 20 de Julio de 2018

FALLO JUDICIAL

Un tribunal brasileño niega el hábeas corpus en el caso de turista española asesinada

El Tribunal de Justicia de Río de Janeiro negó un hábeas corpus a los responsables de llevar a una española a conocer la Rocinha, favela ocupada por la policía desde septiembre por su alto índice de violencia y en la que la turista fue asesinada por policías, informaron hoy fuentes oficiales.

De acuerdo con este tribunal brasileño, el recurso para frenar el procedimiento penal solicitado por los dueños de la agencia de turismo Elaine Christina Araújo Fabris y Gian Luca Fabris y por el conductor Carlo Zaninetta fue negado por el juez Flávio Itabaiana de Oliveira Nicolau, instructor del caso.

En la sentencia el juez se basó en que era "público y notorio" que la Rocinha vivía en octubre, cuando ocurrieron los hechos, una rutina de tiroteos por la disputa entre bandas de narcotraficantes por el control del tráfico de drogas.

Los dueños de la empresa, el conductor y la guía Rosangela Reñones fueron acusados por "afirmación falsa o engañosa" por exponer la vida de la española al omitir los riesgos de hacer un tour en la Rocinha, que desde mediados del año pasado ha sido escenario de enfrentamientos armados.

Los hechos ocurrieron el 23 de octubre de 2017 cuando la española María Esperanza Jiménez Ruiz, de 67 años, murió al recibir un disparo en el cuello cuando el vehículo en que viajaba fue tiroteado por la Policía en la Rocinha, considerada la favela más grande y una de las más peligrosas de Río de Janeiro.

Según la Policía, el coche de la agencia de turismo no respetó un control de las autoridades y por eso los agentes dispararon.

El teniente David de los Santos Ribeiro, señalado como el autor del tiro, fue denunciado por homicidio en acción distribuida para la primera sala criminal de Río.

Aunque la Policía sostiene que el vehículo en el que viajaba no respetó el control de las autoridades, el conductor asegura que no recibió ninguna orden de parar ni es consciente de haberse saltado una barrera policial.

El incidente se produjo en las proximidades del Largo do Boiadeiro, una bulliciosa zona comercial de la parte baja de la Rocinha, donde desde mediados del año pasado se libra una guerra entre bandas de narcotraficantes que las autoridades intentaron frenar con la presencia del Ejército.

Según un balance de las autoridades, desde el inicio de los conflictos el 18 de septiembre pasado, 48 supuestos narcotraficantes han muerto en operaciones en la Rocinha, así como dos policías, un habitante de la comunidad y la ciudadana española. EFE