Lunes, 23 de Octubre de 2017

ARGENTINA

El próximo Congreso de la Lengua estudiará el impacto de la tecnología digital

El Instituto Cervantes juega un papel fundamental en este congreso.
El Instituto Cervantes juega un papel fundamental en este congreso.

El VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebrará en marzo de 2019 en Córdoba (Argentina), reunirá a más de 150 expertos que analizarán la incidencia de las nuevas tecnologías digitales en la edición y en la creación literaria, así como el valor económico del español, el futuro de las industrias culturales y de la lengua, el turismo idiomático, el diálogo del español con las lenguas prehispánicas de América o el mundo del judeoespañol. 

Estos son algunos de los principales asuntos que se abordarán en el congreso, según avanzaron este jueves en Madrid el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet; el director de la Real Academia Española y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), Darío Villanueva, y el secretario de Patrimonio Cultural de Argentina, Marcelo Panozzo. 

Los tres presentaron, por primera vez en España, los ejes de un simposio que, bajo el lema «América y el futuro del español. Cultura y educación, tecnología y emprendimiento», reunirá en la ciudad argentina a escritores, académicos y expertos de todo el mundo relacionados con el español. El acto se desarrolló en el marco de LIBER, la mayor feria del libro en español, que en esta 35ª edición tiene como país invitado precisamente a Argentina, uno de los dos países hispanoamericanos –el otro es México– con una industria editorial más potente. 

Las sesiones, del 27 al 30 de marzo de 2019, girarán en torno a cinco rubros o ejes temáticos: «El español, lengua universal», «Lengua e interculturalidad», «Retos del español en la educación del siglo XXI», «El español y la revolución digital» y «La competitividad del español como lengua para la innovación y el emprendimiento». También habrá numerosas actividades culturales y sociales. 

Para el director del Instituto Cervantes, el congreso «se presenta muy bien, con tiempo para prepararlo y en espacios muy céntricos de la ciudad de Córdoba». Esto ayudará a que «la calle viva el congreso» y que la población se implique, en especial las escuelas, institutos y universidades.