Jueves, 14 de Diciembre de 2017

EN LA CIUDAD ALEMANA DE KÖNIGSWINTER

Participantes de tres países en el último seminario del año del programa ¡Adentro!

La formación que se ofrece en estos seminarios va orientada a mejorar la calidad de vida de los emigrantes mayores. Fotos de Vidal Olmos
La formación que se ofrece en estos seminarios va orientada a mejorar la calidad de vida de los emigrantes mayores. Fotos de Vidal Olmos

El programa de formación de mayores hispanohablantes ¡Adentro!, celebró el tercer y último seminario de este año, del 10 al 12 de noviembre de 2017, en la ciudad alemana de Königswinter, con una asistencia de 39 participantes procedentes de Alemania, Bélgica y España.  Los temas tratados abarcaban diversos ámbitos, desde temas de salud a derechos sociales.

Foto de Vidal Olmos.

Foto de Vidal Olmos.

La formación que se ofrece en estos seminarios va orientada a mejorar la calidad de vida de los emigrantes mayores, formando a personas voluntarias como animadores socioculturales para que  luego actúen como multiplicadores en las asociaciones de emigrantes, centros de la tercera edad, grupos parroquiales y otras organizaciones afines.

El programa ¡Adentro! lo realizan conjuntamente la Academia Española de Formación (AEF) de  Bonn, la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania, la  Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona y la Cruz Roja alemana, con el apoyo de la Dirección General de Migraciones.

El comienzo del seminario

El seminario comenzó el viernes, a las 16.30 de la tarde, con un pleno en el que, tras dar la bienvenida a los participantes, los organizadores presentaron el programa y explicaron aspectos organizativos a tener en cuenta para la buena marcha del evento.

Se ofrecieron tres temas en paralelo, a libre elección de los asistentes.  Daniel Gil Abascal, psicólogo de la salud y orientador, introdujo el tema "Primeros Auxilios Pscológicos para Mayores", explicando qué son y cómo y a quién se puede ayudar. Mediante métodos pedagógicos adaptados a los mayores, el docente habló del estrés y de los efectos que éste produce en el cuerpo, explicando los principios básicos de actuación a tener en cuenta ante personas que sufren una fase de estrés aguda, resaltando la importancia de escuchar activamente a los afectados. Aclaró también qué es una "escucha activa" y qué técnicas pueden aplicarse para escuchar y comprender a los demás mostrando la necesaria empatía.

El psicólogo y gerontólogo, José Antonio Arranz, trató un tema de salud bajo el título, "La lucha contra el colesterol es posible".  Arranz explicó a los participantes qué es el colesterol, su origen, tipos y funciones, resaltando como niveles de colesterol alto son nocivos para la salud y favorecen la aparición, entre otras dolencias, de problemas cardiovasculares. Dio pautas también sobre la clase de alimentación que se debería seguir para mantener el buen equilibrio entre el colesterol bueno y malo.

Eufemio Cascón habló sobre los derechos sociales de los emigrantes, especialmente se refirió al seguro de enfermedad y dependencia en caso de traslado de residencia dentro de la Unión Europea y Suiza, e informó sobre las cuotas, cobertura y prestaciones a que tienen derecho los asegurados y los miembros de la unidad familiar. Informó también de cómo se consiguen dichas  prestaciones, no solo en el caso de traslado de residencia a un país miembro de la UE, sino también en el país de origen durante estancias accidentales o temporales. Para ayudar a la comprensión, recurrió a ejemplos prácticos sobre situaciones que pudieran darse en la realidad.

A esta ponencia asistió Cristina Marugán, como representante de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España, quien ofreció información sobre los servicios que, en ese ámbito, ofrecen las Secciones Laborales de las Oficinas Consulares y la Consejería.

Tai-Chi y gimnasia, lo primero

Para comenzar las actividades de cada día se ofreció Tai-Chi, bajo la dirección de Benito Sánchez, y gimnasia para mayores, con Eufemio Cascón, quien también dirigiría más tarde un grupo de baile. Los participantes tuvieron oportunidad de asistir cada mañana a la breve exposición de un pensamiento filosófico, una actividad voluntaria que estuvo a cargo de Vidal Olmos, Consejero Honorífico de la Confederación, y de Teresa Díaz, una participante de Bélgica.

A continuación se formaron los grupos de trabajo, el primero de ellos, obligatorio para participantes nuevos, estuvo dirigido por José Antonio Arranz. En ese taller se  introduce a los futuros animadores socio-culturales en la filosofía de ¡Adentro! y se les explican los pilares principales del programa, basados en la formación elemental en el área de la personalidad, las competencias comunicativas y la capacidad de trabajar en equipo así como en el fomento de la salud, las actividades socio-culturales, el asesoramiento jurídico y el trabajo en redes.

A lo largo del seminario, Arranz dirigió otros dos grupos, uno de formación básica, en el que explicó lo que significa envejecer, refiriéndose a los diferentes tipos de envejecimiento y a los buenos y malos estilos de vida en esa etapa vital y subrayando, al mismo tiempo, que el envejecer no es una enfermedad y que  lo importante sería hacerlo de forma activa.

En el otro grupo, el psicólogo habló sobre la familia del emigrante y los cambios que ha ido experimentando a lo largo de los años. En ese sentido, se refirió al tema del desarraigo y a los conflictos familiares que  surgen debido al alejamiento y que pueden llegar, incluso, a la ruptura de los vínculos familiares.

La importancia del equilibrio

La gerontóloga, Pepita Vela,  trató del "desarrollo y rendimiento en la edad mayor" y analizó con el grupo si la idea de seguir desarrollándose en edades avanzadas podría considerarse un pensamiento utópico. En otro grupo, abordó los temas de la curación de enfermedades y las barreras corporales y emocionales que pueden impedir o dificultar la curación. En una última intervención, se refirió al cuidado de los sentidos en la tercera edad, resaltando la importancia del equilibrio en la prevención de caídas, un problema del que no se hablaría a pesar de que los mayores sufren con frecuencia mareos, vértigo y caídas sin razón visible, lo que no se debería solamente a problemas musculares o de coordinación y flexibilidad, sino también a que el cuerpo de la persona mayor puede perder la capacidad de ubicarse en las tres dimensiones del espacio y les falla el equilibrio. En este taller, la docente realizó con los asistentes algunos ejercicios prácticos en los que, entre otras cosas, ensayaron cómo sentarse, tumbarse y levantarse sin riesgos. Les explicó también  el rol de la planta de los pies como transmisores de información al cerebro para mantener el equilibrio, ya que estaría demostrado que este complejo sentido podría preservarse y hasta repararse mediante ejercicios adecuados. 

Relaciones sociales en la vejez, una prioridad

La psicóloga y jurista, Carmen Salinas, trató el tema de "Las relaciones interpersonales y el control emocional". En ese contexto, explicó los conceptos de asertividad, empatía y tolerancia, subrayando   la importancia de las relaciones sociales entre los adultos mayores y su estrecha relación con la sensación de bienestar, salud y calidad de vida en la vejez. Los mismos participantes destacaron  como el disponer de una red social de apoyo y de relaciones personales, más allá de las puramente familiares, tenía para ellos prioridad sobre otras preocupaciones propias de la edad.  En común, analizaron qué habilidades son útiles para  mantener y mejorar dichas relaciones a través de una comunicación adecuada, lo que, según la docente, implicaría la expresión y manejo apropiado de  las propias emociones y sentimientos.

En otro de sus grupos, Salinas habló de la inteligencia práctica en la edad adulta y cómo, a través de ella, se podría mejorar la calidad de vida. Se trató de ver la forma de utilizar estratégicamente esa inteligencia práctica, que con la experiencia se iría mejorando a lo largo de los años, para compensar y adaptar las capacidades que se van perdiendo debido a la edad y al papel de cada uno para actuar y llevar las riendas de su propia vida.

Finalmente, todos coincidieron en que mientras la sociedad siga discriminando a los viejos y negándoles el respeto y el reconocimiento adecuado, las propias instituciones públicas no garantizarán realmente la creación, distribución y accesibilidad a los servicios públicos necesarios para los mayores, lo que impediría una mejora auténtica de su calidad de vida.

El último tema tratado por Carmen Salinas, ya en la mañana del domingo, fue el testamento. La jurista explicó por qué, cómo y dónde convendría  hacerlo, subrayando qué consecuencias podría tener el no hacerlo, especialmente, para los herederos. Durante el taller, los participantes aprendieron las nociones básicas para elaborar un testamento y disponer así ya de un modelo a seguir, pero recomendó que lo mejor sería hacerlo ante notario y, por eso, les aconsejó que se dirigiesen al funcionario diplomático consular de España en su demarcación, o a un notario español, quienes les asesorarían con exactitud de todos los aspectos legales en cada caso concreto y formalizarían su testamento.

Fin de ciclo

Para cerrar el ciclo de seminarios de 2017 de forma festiva, tuvo lugar el sábado por la noche una velada, en la que algunos de los participantes  presentaron sketchs, poemas y bailes. No faltaron tampoco las imprescindibles tapas, aportación de algunos de los asistentes, ni el buen humor y el simpático ambiente característico de estos encuentros. A las 7.30 de la tarde se ofreció la posibilidad de asistir a la Celebración Eucarística para quienes lo desearan.

Al finalizar el seminario los asistentes hicieron, de forma anónima, una evaluación del trabajo realizado.