Sábado, 10 de Diciembre de 2016

LA CONQUISTA DE LA NUEVA ESPAÑA

El medinense que narró la conquista de la Nueva España

Bernal Díaz del Castillo, soldado natural de Medina del Campo, fue uno de los primeros españoles en poner un pie en el actual México, conocido entonces como Nueva España, y sus memorias suponen uno de los principales testimonios escritos sobre la conquista del imperio azteca y otros territorios americanos anexionados a la Corona de Castilla por Hernán Cortés.

Nacido a finales del siglo XV en la localidad medinense, Díaz del Castillo emigró a los recién descubiertos territorios americanos, donde participó en una primera expedición a Centroamérica bajo el mando de Pedro Arias Dávila, tras lo que residió un tiempo en Cuba antes de embarcarse en la primera campaña española sobre el actual México, comandada en 1517 por Francisco Hernández de Córdoba, que tuvo por destino la península del Yucatán, inicialmente considerada como una isla.

Un año después, Bernal Díaz del Castillo regresó a la Nueva España en una expedición liderada por Juan de Grijalva, natural de la villa segoviana de Cuéllar, que continuó con la exploración del Yucatán y siguió hacia el norte por la costa mexicana hasta el actual estado de Tabasco, lugar en el que los españoles tuvieron noticias por primera vez de la existencia del imperio azteca.

Precisamente Díaz del Castillo tomó parte en la campaña con la que en 1519 Hernán Cortés inició el sometimiento de este imperio. En sus memorias, tituladas 'Historia verdadera de la conquista de la Nueva España', este soldado refleja la ruta seguida por los expedicionarios hasta llegar a México-Tenochtitlan, la capital del imperio azteca, así como los enfrentamientos con los naturales de aquellas tierras y las ciudades visitadas en el camino, como Tlaxcala o Cholula, a la que llega a comparar con Valladolid por la importancia de sus construcciones.

Asimismo, la obra del autor medinense incluye una descripción minuciosa de las batallas disputadas con los mexicas en torno a la laguna de México hasta poder tomar la capital azteca, así como de la vida cotidiana del emperador Moctezuma II o los fastos de su corte y el esplendor de su ciudad.

HERIDO Y DADO POR MUERTO

Tras la conquista del imperio azteca, Bernal Díaz del Castillo se estableció en la Villa del Espíritu Santo, actual Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz, pero aún participaría en las campañas de conquista de Honduras y Guatemala, donde fue herido y dado por muerto en varias ocasiones. Precisamente en la ciudad de Santiago de Guatemala, Díez del Castillo ocupó el cargo de regidor y viajó a España para abogar por los derechos de los conquistadores en la junta que se celebró en el Colegio de San Gregorio de la capital del Pisuerga en 1550 y que ha pasado a la historia como Controversia de Valladolid, en la cual fray Bartolomé de las Casas realizó su histórica defensa de los indios frente a los abusos de los españoles. 

A la edad de 84 años, Bernal Díez del Castillo comenzó a redactar la 'Historia verdadera de la conquista de la Nueva España', en parte motivada para responder a la versión de este periodo ofrecida por el cronista Francisco López de Gómara, a quien le reprocha, no sólo sus "inexactitudes", sino su actitud de ensalzar excesivamente a Cortés y olvidar el papel y sacrificio de sus soldados para lograr la victoria.

Asimismo, el soldado medinense refleja en su obra, más allá de los episodios de conquista, las disputas entre los protagonistas de aquel proceso, como las que enfrentaron a Hernán Cortés con el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, o las luchas por el poder en la Nueva España entre los administradores del recién creado virreinato después de que Cortés fuera relevado del mando por la Corona.