Sábado, 18 de Noviembre de 2017

DESPUÉS DEL "BREXIT"

Londres aboga por una estrecha cooperación en defensa y exteriores con la UE

El Reino Unido está a favor de continuar una estrecha cooperación con la Unión Europea (UE) en materia de defensa y asuntos exteriores después del "brexit", por considerar "vital" para los intereses británicos, informó hoy el Gobierno.

En un documento sobre el "brexit" divulgado hoy, el Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, resalta el deseo de Londres de seguir contribuyendo con tropas, equipamiento militar, experiencia y fondos a las operaciones de defensa del bloque.

El Gobierno considera que el Reino Unido tendrá que "trabajar estrechamente" con la UE para atender los desafíos que presenta el terrorismo, los ataques cibernéticos, la inmigración, la agresión rusa y estados fallidos como Corea del Norte, de acuerdo con este texto relativo a asuntos de defensa y política exterior.

Según el documento, el Reino Unido y la UE serán "más fuertes si actúan juntos" para responder a crisis globales.

El texto no descarta la posibilidad de que tropas del Reino Unido puedan servir bajo un comando comunitario en futuras misiones, y advierte de que la industria británica de la defensa puede verse perjudicada si no se llega a un acuerdo en materia aduanera.

Con motivo de la divulgación de este documento, que se añade a otros ya publicados en semanas pasadas sobre el "brexit", el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, señaló hoy a la BBC que se trata de expresar la voluntad del Reino Unido de iniciar una nueva asociación con la UE después del "brexit", previsto para 2019.

"Queremos luchar juntos contra el terrorismo. Es vital. No estamos haciendo amenazas. Hemos dejado claro desde la carta del Artículo 50 (enviada el pasado marzo) que esta nueva asociación tiene que ser de cooperación económica y de seguridad", dijo Fallon.

Este nuevo documento -el duodécimo que divulga el Gobierno en las últimas semanas- hace hincapié en que el Reino Unido estará comprometido de manera "incondicional" a mantener la seguridad en Europa, incluso después de la retirada británica del bloque europeo.

Ante las "amenazas cambiantes que todos afrontamos", es de interés de la UE y Reino Unido "asegurar una cooperación en seguridad europea", añade.

May activó en marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia un periodo de negociaciones de dos años sobre la salida de un país comunitario de la UE, después de que los británicos votasen en un referéndum celebrado el 23 de junio de 2016 a favor del "brexit".

Los asuntos en materia de defensa y exteriores aún tienen que ser negociados por Londres y Bruselas. EFE