Miércoles, 15 de Agosto de 2018

165 ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

José Martí, Apostol y Héroe Nacional de Cuba, presente en Santiago de Compostela

Cerca del edificio donde reside mi hija en Santiago de Compostela, A Coruña, Galicia, caminando por el parque con su esposo descubrió este hermoso busto del más universal de todos los cubanos, hijo de españoles y apóstol de Cuba, José Martí Pérez.

La placa identificadora recuerda el hermanamiento de esta hermosa Ciudad de Santiago de Compostela con la atractiva Ciudad de Santiago de Cuba.

IMG_2504 (1)

Hace precisamente veinte y tres años la Asamblea Municipal de esta provincia situada en la parte más oriental de la isla decidió realizar oficialmente dicho hermanamiento, y el escultor José Delarra, precisamente en 1995, al cumplir el centenario de la muerte en Dos Ríos del Apóstol cubano termina una de sus más bellas realizaciones como es sin duda el busto dedicado al Héroe Nacional cubano.

José Martí y Pérez, hijo de un valenciano nombrado Mariano Martí y la canaria Leonor Pérez nació en un seno familiar español.  Desde niño gustó y sintió como algo necesario escribir lo que observaba por lo que desaprobaba el trato inhumano dado a los esclavos en aquella época colonial en la mayor de las Antillas.

Era un cubano que quería mucho al país de sus progenitores, pero comenzó a destacarse como patriota. A pesar de su juventud guardó prisión sufriendo en carne propia el trabajo forzado en Las Canteras de San Lázaro, donde con grilletes en sus pies tuvo que romper inmensas piedras sin poder por su poco peso corporal.

Para él España, aunque no compartía la política mantenida sobre la esclavitud y otros procederes de la época quería y llevaba en el corazón junto a Cuba a España, expresado por él en más de una ocasión.

Ese cariño lo demuestra entre otras, con ‘La bailarina española’. El prócer cubano disfrutó bailar a la española Carolina Otero en el Teatro ‘El Edén Museé’ de Nueva York en 1890, e inmediatamente este hombre humilde, poeta y periodista   muestra fielmente el cariño tenido también para con la danza ibérica. Él en esta obra va dibujando magistralmente con la palabra, la acción de la bailarina y sus infinitas posibilidades de expresión e imágenes plásticas cinéticas mostrando el arte del baile flamenco.

Para concluir plasmo en este trabajo sobre el Apóstol y Héroe Nacional cubanos las estrofas de estos hermosos versos sencillos en el 165 aniversario de su nacimiento el 28 de enero 2018.  

“El alma trémula y sola                                       
padece al anochecer,”

“...Ya llega la bailarina
soberbia y pálida llega

¿Cómo dicen que es gallega?
Pues, dicen mal, es divina...”

“...Se ve, de paso, la ceja,
ceja de mora traidora:
y la mirada, de mora:
y como nieve la oreja...

“...Preludian, bajan la luz
y sale en bata y mantón
La virgen de la asunción

Bailando un baile andaluz...”

“...alza, retando la frente
crúzase al hombro la manta

en el arco el brazo levanta

mueve despacio el pie ardiente.

Repica como los tacones

el tablado zalamera

como si la tabla fuera

Tablado de corazones..."

"...El cuerpo cede y ondea:

La boca abierta provoca:

es una rosa la boca:

Lentamente taconea..."

..."Se va como en un suspiro..."