Viernes, 18 de Agosto de 2017

CONFLICTO LABORAL

Iu lleva al Congreso el conflicto de los trabajadores de la Administración en Argentina

Izquierda Unida ha elevado al Congreso de los Diputados su acción política para intentar solventar la situación de unos 170 trabajadores de la Administración española en Argentina, que llevan ocho años con sus retribuciones congeladas.

En un trabajo conjunto del portavoz de la coalición en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Miguel Ángel Bustamante, y de la nueva Federación de IU en el Exterior, la coalición ha registrado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno para conocer los detalles de su situación y las medidas previstas para solventarla.

Bustamante pregunta al Gobierno por qué, después de ocho años de congelación salarial en uno de los países con mayor inflación del mundo, no atiende las reclamaciones de esos trabajadores y se niega a hablar con ellos.

Los trabajadores han comenzado esta semana una huelga indefinida que la coalición apoya para conseguir unas condiciones laborales dignas. Izquierda Unida anuncia además otras iniciativas parlamentarias para que las oficinas consulares sean dotadas de los medios necesarios, "en un momento en el que la población española residente en el exterior no deja de aumentar, de forma que la emigración española pueda ser atendida con todos los recursos humanos y medios que se merece".

La prolongada congelación salarial junto a la elevada inflación en Argentina ha hecho que esos trabajadores hayan perdido alrededor del 40% del poder adquisitivo. Muchos de ellos trabajan en la Embajada de España en Buenos Aires, dice la coalición, la capital más cara de toda América Latina.

CARTA ABIERTA DE LOS 5 CRE

Los cinco Consejos de Residentes Españoles de la Argentina pertenecientes a Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y Bahía Blanca, junto a los cuatro Consejeros Generales de la Ciudadanía Española por Argentina, han hecho pública una carta de apoyo a los empleados de la Embajada. Dice lo siguiente: 

"Deseamos expresar nuestra seria preocupación ante el justo reclamo de los empleados públicos de la Embajada de España en Argentina, luego de 9 años de congelación salarial.

Del mismo modo, no podemos más que solidarizarnos con ellos, en vista que los nuevos presupuestos de Ayudas para los españoles en el exterior se han reducido en un 17% con respecto al año anterior, cuando el número de españoles tanto en Argentina como en el extranjero no para de crecer.
Vemos claramente que las directivas de la diplomacia española dan prioridad a la expansión de las empresas españolas en el exterior, objetivo que valoramos, pero que no debería reducir ni opacar el apoyo a los más de 2 millones de españoles en el extranjero, que siguen sin contar con las suspendidas ayudas para estudio, sin viajes del Imserso, pensiones asistenciales bajo mínimos y que junto a las instituciones, cuyas ayudas desaparecieron de un plumazo en 2016, ven cada vez más lejanos aquellos derechos consagrados por el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior.
Sabemos que todo esto tiene su raíz en aquel lamentable error histórico, cuando decidieron restringir el voto con el llamado Voto Rogado, quitando a los españoles en el exterior la única herramienta de premios y castigos que tiene un ciudadano: su voto. 
En poco tiempo más celebraremos un nuevo Pleno del Consejo General, al que llevaremos éstos y otros reclamos de nuestros ciudadanos, y al que esperamos arribar con la situación planteada por los empleados de la Embajada resuelta, por lo que instamos a las partes a llegar a una rápida resolución del conflicto, en beneficio de los más de 450.000 españoles  en Argentina".