Sábado, 10 de Diciembre de 2016

LA DENUNCIA DE LOS CANDIDATOS

Impugnan las elecciones al CRE de Monterrey por irregularidades atribuidas al Consulado

En la imagen participantes en la "Gran Quedada" organizada por la Fundación Casa de España, cuya candidatura en las elecciones al CRE encabezó José María Benarroch
En la imagen participantes en la "Gran Quedada" organizada por la Fundación Casa de España, cuya candidatura en las elecciones al CRE encabezó José María Benarroch

Las irregularidades observadas por los representantes de dos de las listas candidatas al CRE de Monterrey, como fueron el señor Santiago Ozcáriz de Grupo Social y  José María Benarroch, ( yo mismo) de la Candidatura Casa de España y; así  como algunos ciudadanos a título particular ,  ha sido presentada una petición para impugnar las elecciones al Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Monterrey.

Entre las irregularidades que hemos detectado está el hecho de que desde el Consulado se omitió la norma que le obliga a comunicar a todas las asociaciones registradas la convocatoria de elecciones al CRE, dejando fuera a dos de ellas que cuentan con actividades de manera cotidiana, y que por el contrario se invitara a otras asociaciones, alguna de las cuales no cuenta con actividades desde hace varios años, fue hasta que desde las asociaciones ignoradas presentaron una queja que fueron invitadas.

Estas asociaciones es común que apoyen a alguna de las candidaturas, lo que no es tan normal es que el representante de una de estas asociaciones que fue invitada desde el primer momento sea un empleado del propio consulado y que apoye a una de las listas de manera abierta ya que, como aseguran los candidatos que presentamos la impugnación, esto puede ser legal, pero no ético.

Así mismo, según reclamamos, el conflicto de intereses se agravó al nombrar a la esposa de este representante como responsable de administrar los votos por correo, por lo que tiene total acceso al padrón electoral, y da la factibilidad de que este acceso lo transfiera a la lista apoyada por su marido, algo que a las otras listas se les negó alegando que la ley permitía no entregar ese padrón aduciendo el índice de criminalidad en esa demarcación consular.

Mesas electorales adicionales

Debido a las grandes extensiones territoriales existentes en México, y en particular en la demarcación de Monterrey donde hay distancias de mas de 2mil kilómetros hasta el consulado, los representantes de la lista ‘Casa de España’ y ‘Grupo Social’ pedimos que se tuviera esto en cuenta y se instalaran mesas electorales en algunos de los consulados honorarios como sí se hizo en otras circunscripciones consulares de México”. Sin embargo, de acuerdo al escrito de impugnación presentado, el presidente de la comisión electoral se negó a esta solicitud golpeando directamente al derecho más sagrado de la democracia, que es el voto de los ciudadanos.

Solicitud de voto

De acuerdo a la ley electoral, aquellos ciudadanos que deseen participar en las elecciones y no puedan hacerlo de manera presencial en el la mesa electoral, deberán solicitar por fax o correo ordinario su intención de participar en el proceso. La falta de urnas en los consulados honorarios hicieron que en esta demarcación en la que de los 14mil inscritos en el CERA, 10mil residen fuera de Monterrey, deban solicitar el voto por este medio. 

En este apartado las quejas son numerosas. En primer lugar porque el fax que debía recibir las solicitudes de voto estuvo  fuera de operación desde el 15 de agosto hasta el y 7 de septiembre, cuando las elecciones eran el 20 de septiembre, lo que provocó que muchos ciudadanos no pudieran solicitar su voto.

De acuerdo a lo indicado el presidente de la mesa, teniendo en cuenta que no había fax, había autorizado en primera instancia la utilización del correo electrónico para pedir el voto por correo, sin embargo, en una siguiente reunión se retractó de esta decisión por lo que no lo recogió en el acta y dijo que se haría exclusivamente por correo ordinario, por fax, o de manera presencial, ya que el correo electrónico no estaba recogido en la ley.

Todo esto provocó un considerable retraso en el envío de la documentación electoral hacia los ciudadanos, a tal grado que hasta dos semanas posteriores a las elecciones no ha llegado casi ningún documento a su destino.

Durante todo el proceso los candidatos protestamos reiteradamente por las decisiones arbitrarias del presidente de la comisión ante el embajador y ante la representación de consulares sin recibir respuesta alguna por su parte.

Irregularidades en la mesa electoral

Las irregularidades también afectan a la mesa electoral ya que se entregó documentación del voto por correo en mano, algo que no está recogido por la normativa, y una vez que llegan esos votos al Consulado, el interventor de Casa de España pide que le muestren las solicitudes de petición de voto. Al no poder mostrar esas solicitudes de los votos que ya habían sido metidos en la urna, el interventor informó  que “este hecho es motivo de impugnación” al presidente de la mesa, la respuesta del presidente de la mesa, fue que “es un insulto y una burla a los votantes y a esta mesa el proceder a una impugnación”, cuando la realidad es que la impugnación es un recurso recogido por la ley ante cualquier irregularidad como la mencionada.

Otro de los reclamos se dio a raíz de que el consulado invirtió los magros recursos otorgados para este proceso en alquilar una sala de juntas para llevar a cabo las reuniones electorales cuando,  en el despacho del cónsul hay una mesa de juntas en la que cabrían perfectamente los miembros de la Comisión Electoral. Al gastar el dinero en este alquiler, el Consulado no pudo remitir la documentación por correo certificado urgente como marca la normativa, y los votos se enviaron por correo ordinario, con lo que ni un solo sobre con documentación llegó a su destino en localidades de fuera de Monterrey incluso ya pasada la fecha electoral.

Intimidación a los candidatos

Ya celebradas las elecciones se convocó a una nueva reunión a la comisión electoral, en esta reunión el presidente de la comisión se hizo acompañar por fuerzas locales del orden, a las que apostó inicialmente en la puerta de la sala de juntas y posterioremente, ante nuestros reclamos por todas las irregularidades detectadas, hizo pasar al interior de la sala a los agentes del orden instruyéndolos para colocarse de manera intimidante detrás de nosotros. 

Petición de inspección

Además de la impugnación de las elecciones al CRE, tanto los candidatos como ciudadanos particulares solicitamos se lleve a cabo una inspección del funcionamiento del Consulado, ya que, esta no es la primera vez que hay quejas sobre este Consulado. Diversos ciudadanos a título particular han presentado quejas sin haber recibido respuesta alguna, incluso en el año 2011, un grupo de 111 españoles de Tijuana pusieron una reclamación sobre el Consulado de Monterrey y aseguran que no han recibido no solo una respuesta sobre las reclamaciones hechas, sino que ni siquiera una confirmación de recepción de las quejas.