Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

SE TRATA DE LOS RECONOCIMIENTOS MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA 2018

La Federación de Sociedades Españolas de Cuba otorgó el Cervantes, su más alto galardón

Con la presencia del Excmo. Sr. D. Juan José Buitrago de Benito, embajador de España en Cuba, Sra. Ana Sánchez Vidal, Canciller del Consulado, Sr. D. Rafael E. Garbajosa Fernández, de la Consejería de Trabajo, Migraciones y S. Social, acompañados del  Sr. D. Carmelo González Acosta, presidente del CRE cubano, Sr. D. Julio R. Santamarina López, presidente FSEC, reconocidos en anteriores años con este alto galardón, presidentes de Federaciones, Agrupaciones y Asociaciones hispanas de La Habana y otros invitados fueron entregados los Reconocimientos Miguel de Cervantes Saavedra 2018.

El secretario de la FSEC, Sr. Alberto E. Cartaya Velazco expresó: ‘Hoy celebramos dos fechas muy significativas para nuestra Federación. En primer lugar, una de las festividades oficiales del año reglamentaria, celebrar el nacimiento de D. Miguel de Cervantes Saavedra, de quien el pasado 29 de septiembre se conmemoró el 471 aniversario y el 62 aniversario de la FSEC, fundada oficialmente el 5 de octubre de 1956’.

El jurado responsable de analizar, seleccionar y elegir las nominaciones estuvo integrado por el Sr. Julio R. Santamarina López, presidente., Sr. Alberto E. Cartaya Velazco, secretario, las/o señoras Ana M. Sierra Denis, Ana M. Suárez Ferrería, María A. Pérez Guardamiño y Felipe Cid Domínguez como vocales. Los elegidos, todos con amplio aval laboral y social fueron presentados y leídas sus biografías.

La primera fue la nominada por la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesa de Cuba, Sra. Elena Llimó Bravo, siguieron los señores José López Botello, nominado también por la A.S.C.L.C., Manuel Valella Piñón nominado por las sociedades Unión Villalbesa y su Comarca y Progreso de Lanzos y la Sra. María del C. Barcía Zequeira, nominada por la Agrupación Artística Gallega.

A la primera entregó diploma de reconocimiento la  Sra. Ana Sánchez Vidal, Canciller del Consulado español en Cuba y el presidente de la FAAC, Sr. Longino Valdés Álvarez., al segundo correspondió recibirlo de manos de la presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesa de Cuba, María A. Rabanllo Dámera, el tercero por la Sra. Ma. Victoria Peña, esposa del embajador español muy activa en las actividades asociativas por su condición de actriz junto al presidente del CRE cubano Sr. Carmelo González Acosta y  la última por el embajador de España Excmo. Sr. Juan José Buitrago de Benito  y el presidente de la FSEC Sr. Julio R. Santamarina López.

Las palabras a nombre de los galardonados estuvieron a cargo de la reconocida y destacada profesora, historiadora y escritora Dra. María del C. Barcia Zequeira, quien expresó: ‘Toda persona que recibe un reconocimiento siente honrado y alegre como lo estamos todos los que de una forma u otra hemos tratado de hacer una buena obra en la vida’. ‘Nosotros, cubanos de nacimiento con raíces españolas sentimos doblemente satisfechos pues hemos honrado con nuestro esfuerzo y tesón a los ancestros españoles que nos dieron la vida’. ‘No quiero alargar mucho mi intervención porque dirán que personas como yo que estoy entre papeles, archivos y escritorios somos aburridos y es todo lo contrario. Somos afables, sonrientes y por qué no hasta bailadores’. ‘Expreso en nombre de los reconocidos y en el mío propio un inmenso agradecimiento al jurado que nos tuvo en cuenta para darnos en el día de hoy este inolvidable alegrón. Muchas Gracias’

La pincelada artística estuvo a cargo de la pareja de baile de la compañía ‘Iberodance’ integrada por Mirielys Ilizástegui y Ángel L. Lambert, después se pudo disfrutar de un brindis donde todos los presentes pudieron departir con los reconocidos.

Cierra un capítulo de los reconocimientos D. Miguel de Cervantes y Saavedra 2018 y la FSEC comienza a trabajar desde ya para el venidero año 2019, 500 aniversario de fundada nuestra capital por el marino gallego Sebastián Ocampo en el primer bojeo al Archipiélago cubano, llamándole entonces ‘Puerto Carena’.