Jueves, 13 de Diciembre de 2018

FUNDADOR DE LA INSTITUCIÓN BENÉFICA RESIDENCIA ASTURIANA

Fallece a los 88 años Venancio Blanco, el alma de la Residencia Asturiana del Club Tinetense

Venancio Blanco, primero por la izquierda, con la ocasión del último viaje oficial de Guillermo Blanco a Buenos Aires
Venancio Blanco, primero por la izquierda, con la ocasión del último viaje oficial de Guillermo Blanco a Buenos Aires

Ha fallecido el presidente, impulsor y alma del Club Tienetense Residencia Asturiana, Venancio Blanco Andrés a los 88 años de edad. Venancio desempeñaba con gran eficacia, a pesar de su avanzada edad, su labor como presidente. Originario de la Riera, en Cangas de Onís, había emigrado a Argentina en 1958. 

Venancio Blanco fue el artífice de la residencia asturiana, institución de origen mutualista, fundada en 1983 dentro del Club Tinetense de Buenos Aires, institución que presidía Venancia Blanco desde 1985. 

El Gobierno del Principado, ha lamentado su pérdida y ha destacado que " Blanco fue un referente para toda la emigración española y uno de nuestros mejores embajadores. El ejecutivo también  quiere  poner en valor la importante labor y la lucha altruista de Venancio en favor de los emigrantes asturianos y todo lo que guarda relación con nuestra comunidad autónoma".

Por su parte, la directora general de Emigración, Begoña Serrano, en su perfil de Facebook comentaba lo siguiente: "Hoy comienzo este nuevo año con una noticia muy triste, ha muerto Venancio Blanco, un amigo de quien aprendí mucho, a quien admiré y seguiré admirando. Alguien a quien quise desde el momento que le conocí en Buenos Aires, en su Residencia Tinetense. Hay personas especiales, irremplazables, eso era Venancio. Sentarse a hablar con él era un lujo. Mente clara, ideas claras. Recuerdo las palabras de una amiga común: cuando habla Venancio se hace el silencio y todos escuchamos. Descansa en paz".

Blanco recibió la Medalla de Plata del Principado de Asturias en 2008 en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional, y por su implicación en favor de los colectivos más desfavorecidos,  de forma muy especial de los asturianos y asturianas emigrantes en situación de necesidad. En este ámbito conviene resaltar que el Club Tinetense logró fundar la Residencia Asturiana de Buenos Aires, que cuenta con plazas para los mayores más desfavorecidos.

La importante labor desarrollada por Venancio de forma especial  con los emigrantes asturianos fue reconocida a través de distintos galardones. En el año 2004 recibió la Cruz de la Victoria del Principado de Asturias; en el año 2009 el ministro de Trabajo e Inmigración le concede la Medalla de la Hispanidad; en  ese mismo año también recibe la Carabela de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA); y, en diciembre de 1996, el Cónsul de España le hace entrega del Título de la Cruz de Caballero de la Orden del Mérito Civil, otorgado por el Rey de España.