Martes, 18 de Diciembre de 2018

SIMPOSIO

Científicos españoles en el Reino Unido celebran en un simposio

Foto de familia de los participantes en el simposio
Foto de familia de los participantes en el simposio

El pasado fin de semana, la ciencia hecha por españoles fuera de nuestras fronteras sonó fuerte. Las asociaciones de investigadores españoles en Alemania (CERFA), Dinamarca (CED), Reino Unido (CERU) y Suecia (ACES) organizaron dos simposios simultáneos en Berlín (Alemania) y Glasgow (Reino Unido), donde se dieron cita los últimos avances en investigaciones de áreas tan diversas como la antropología, historia, química, descubrimiento de medicamentos e ingeniería robótica.

Estos simposios demostraron la capacidad organizativa de las asociaciones de científicos en el exterior y abrieron las puertas a colaboraciones internacionales e interdisciplinares. Las jornadas contaron con el apoyo de la Fundación Ramón Areces, la Fundación Española de Ciencia y Tecnología, así como varias entidades públicas y privadas de los diferentes países implicados. Berlín se convirtió por un día en el Puente de unión para la ciencia europea: ACES, CED y CERFA celebran la segunda edición de la jornada “Bridging European Science” (BES-II). La capital alemana tomó así el relevo a Lund, donde en 2016 ACES y CED celebraban la primera edición de este original simposio, diseñado como un foro de interacción científica entre universidades, empresas y administraciones de estos tres países y España. Este año el encuentro, celebrado en la embajada de España en Berlín, contó con la participación de más de 70 investigadores en su mayoría, pero no exclusivamente, españoles y se articuló alrededor de cuatro áreas: la química de materiales, biología molecular, robótica, electromovilidad y arquitectura sostenible, haciendo énfasis en el impacto de cada una de ellas en la sociedad y combinando con temas transversales como la política y la difusión de la ciencia.

Simultáneamente, la ciudad de Glasgow (Reino Unido) acogió el pasado fin de semana el VI Simposio Internacional de CERU: “Back to the Future”. En el encuentro, unos 100 investigadores han participado en un viaje de los avances científicos que cubre desde nuestros orígenes en Atapuerca hasta las más avanzadas aplicaciones científicas de la ingeniería. Este simposio abre la puerta a posibilidades de colaboración entre diferentes disciplinas y países. En él, los asistentes han podido realizar un viaje a los orígenes de los primeros europeos de la mano del Prof. José María Bermúdez de Castro, uno de los 3 directores del yacimiento de Atapuerca. “Lo que hace especial a los yacimientos de Atapuerca es, precisamente, que cubre todo el período de la colonización europea por parte de diferentes especies humanas. Esto es único en Europa”.

La apasionante historia del descubrimiento y la identificación de los restos del Rey Ricardo III ha centrado la ponencia del Prof. Kevin Schurer de la Universidad de Leicester, que ha destacado “es poco frecuente que un rango tan diverso de investigadores como arqueólogos, ingenieros, genetistas y patólogos tengan la oportunidad de trabajar juntos en un proyecto, pero ¡tampoco hay muchos días en los que encuentras a un Rey!”.

La ingeniería estuvo presente en ambos simposios, que recogieron ponencias relacionadas con avances en la ingeniería para mejorar los transportes y la participación de los robots y el uso de la inteligencia artificial en nuestras vidas. José Francisco Márquez, del Centro de Electromovilidad Sueco ha hablado del sistema de carreteras eléctricas, una tecnología qué puede hacer una realidad el uso del trasporte eléctrico: “la electricidad es la alternativa mas prometedora para reducir las emisiones del transporte por carretera y minimizar la dependencia del petróleo” mientras que los desarrolladores del Hyperloop de la Universidad de Valencia Javier Arroyo y Manuel Martínez destacan que “el futuro de las comunicaciones pasa no solo por reducir las distancias, sino también por hacerlo de manera más eficiente y ecológica”.

La presencia de robots en nuestra vida cotidiana se ha debatido en Berlín, donde Raul Rojas, Profesor de la Universidad Libre de Berlín ha apuntado que “estamos lejos de sistemas con "inteligencia general", y quizás nunca los vayamos a tener” mientras que en opinión de José de Gea (DFKI) “en el futuro veremos equipos híbridos de personas y robots cooperando y adaptándose mutuamente”. Por su parte, la Prof. Ruth Aylett de la Universidad de Heriot Watt ha hecho hincapié en como “los temores que se asocian a la capacidad de los robots asumen que los investigadores hemos resuelto problemas que aun tienen una solución lejana. Las baterías actuales de los robots duran cuatro horas, si van a dominar el mundo, ¡tendrían que hacerlo en una mañana!”

Las colaboraciones en el área de la biología y la ingeniería sirven de partida para el descubrimiento, diagnostico y desarrollo de aplicaciones como las realizadas por la empresa Mind the Byte. En palabras de Melchor Sánchez Martínez, director científico de la compañía “la química computacional contribuye a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Este tipo de técnicas reduce los costes y el tiempo necesarios para llevar un nuevo fármaco al mercado y por lo tanto ayuda a que los potenciales tratamientos no se queden en el laboratorio.” La Prof. Lizz Tanner (Universidad de Glasgow) ha explicado también como el uso de materiales bioactivos en las prótesis óseas permite que el tejido natural recupere su función.

No han faltado las referencias al rol de las mujeres en la ciencia, reflejado en la ponencia de la Prof. Patricia Fara (Universidad de Cambridge), que ha destacado como “los prejuicios heredados continúan limitando las oportunidades científicas de las mujeres”. La Secretaria de Estado para la Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, destacaba en Berlín "es muy importante aunar fuerzas e incrementar la masa crítica. Nos ha faltado dinero, recursos, pero no conocimientos para el beneficio de la ciencia." Sobre las asociaciones de científicos, destacaba: "os agradezco que estéis ahí, que participéis en la política científica, que evaluéis proyectos y participéis en el sistema" La política de colaboración internacional en Europa, en plenas negociaciones con el Reino Unido por el Brexit preocupan a la comunidad científica, y, como el Prof. Cummings (Universidad de Glasgow) ha recordado “Las colaboraciones internacionales son vitales para el Reino Unido, y España ofrece excelentes oportunidades para trabajar con prominentes científicos”.

En palabras de la Dra. Estrella Luna Diez, presidenta de CERU “este simposio ha marcado un nuevo éxito para nosotros, ya que es el primero que se ha hecho fuera de Londres y aún así ha atraído a más de 100 participantes interesados en fomentar la interdisciplinaridad y el desarrollo de nuevas ideas". Desde Berlín, la Dra Paula Fernández Guerra, presidenta de CED destaca que “BES es un evento inspirado en la alianza entre empresas y centros académicos biomédicos del estrecho de Oresund, que une Suecia y Dinamarca”. Por su parte, el Dr Hugo.

Gutiérrez de Terán, presidente de ACES, resalta “el valor de esta jornada para tender puentes de colaboración y cooperación entre diferentes áreas de la investigación, traspasando las fronteras de los países involucrados.” “Puentes: entre la ciencia y la sociedad, la ciencia y la empresa” matiza Cristina Murcia, presidenta de CERFA.