Miércoles, 23 de Agosto de 2017

MIGRANTES

Casi 100.000 inmigrantes han regresado a sus países de origen durante 2016

Un total de 98.403 emigrantes han regresado a sus países de origen de forma voluntaria durante 2016 con ayuda de la la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU (OIM), lo que supone un incremento del 41 por ciento con respecto al año anterior, según las cifras publicadas por la propia OIM. Curiosamente, esta cifra coincide con la de migrantes y refugiados que han llegado en lo que va de año 2017 a las costas de los países del sur de Europa.

"Las actuales dinámicas migratorias muestran que el retorno voluntario asistido y la reintegración deben formar parte de cualquier gestión integral y eficaz de la migración", ha apuntado el director de la División de la Ayuda al Migrante de la OIM, Anh Nguyen.

Las casi 100.000 personas que participaron en los programas de retorno voluntario y reintegración, aproximadamente un tercio son mujeres y casi una cuarta parte eran menores de edad. Del total que recibió asistencia, 1.253 eran menores no acompañados, 995 tenían necesidades smédicas y 895 fueron identificadas como víctimas de las redes de tráfico de seres humanos.

Los migrantes ingresaron en estos programas cuando estaban en 110 países --el 83 por ciento de ellos en el Área Económica Europea más Suiza-- y regresaron a 161 países y territorios de origen, el 49 por ciento de ellos situados en el sureste de Europa, el este de Europa y el centro de Asia.

Alemania es el país que más aportó a estos programas, con un total de 54.000 inmigrantes, seguida de Grecia (6.153) y Austria (4.812). En estos tres países se registró un incremento de los inmigrantes que se acogieron a los programas de retorno de la OIM hasta alcanzar un porcentaje de dos tercios del total.

Albania es por su parte el país al que más inmigrantes han regresado, 17.976, seguido de Irak (12.776) y Afganistán (7.102). También se han registrado cifras de retorno importantes en el este, centro y oeste de África, así como en el Cuerno de África.

"No se puede descuidar el impacto que tienen estos regresos en los países de acogida, de tránsito y de origen y lo más importante, en los migrantes y sus comunidades. Estos programas de retorno están en el corazón de los programas de ayuda de la OIM y suponen una situación en la que todos los implicados ganan al proporcionar una vía humana, digna y eficaz en coste para regresar a casa y reintegrarse en las comunidades", ha destacado.