Viernes, 15 de Diciembre de 2017

EN EL ESTADO DE TAMAULIPAS

Autoridades colaboran en la resolución del secuestro de una española en México

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asegurado hoy las autoridades españolas investigan el secuestro de la valenciana Pilar Garrigues en el noreste del estado de Tamaulipas, en México, en coordinación por la Policía Federal de aquel país.

A preguntas de los periodistas, ha explicado que hoy ha hablado con Raquel, hermana de la desaparecida, y que la familia "está en contacto permanente" con el Ministerio de Asuntos Exteriores español y la Policía Federal de México.

Ha recordado que la mujer, de 34 años, natural de la localidad valenciana de Massalavés y que lleva unos tres años residiendo en México, desapareció el pasado 2 de julio tras un día en la playa con su marido y su hijo de un año: "La detuvieron y raptaron y estamos investigando en coordinación con la Policía Federal Mexicana", ha agregado.

Moragues, que ha recalcado que hay que ser "prudente y cauto", ha resaltado que el propio ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el secretario de Estado "están haciendo un seguimiento de este caso".

"Estamos en constante colaboración con la Policía Federal mexicana, que está peinando la zona e investigando este suceso en México y particularmente en el punto donde se produjo el secuestro", ha agregado.

El portavoz de seguridad de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, indicó que el marido de la víctima presentó la denuncia de desaparición horas después del suceso el 2 de julio y, según la Fiscalía Estatal, fue dada por desaparecida en las inmediaciones del municipio de Soto La Marina.

Rodríguez detalló que el estatus jurídico para la investigación es el de "persona no localizada", porque no se puede considerar un secuestro, dado que hasta el momento no ha habido una petición de rescate, lo que resulta muy poco común en casos similares.

Tampoco hay "indicios de que pudiera estar privada de su libertad", según agregó la Fiscalía estatal en una nota informativa facilitada a Efe.

El suceso tuvo lugar en el nororiental estado de Tamaulipas, una de las regiones más violentas del país, cuando la pareja y su hijo regresaban a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa.

Según la denuncia del marido, "fueron interceptados, y a ella la bajaron del vehículo", mientras que él y su hijo continuaron el camino.

La Fiscalía estatal, prosigue la nota, ha realizado diversos operativos de búsqueda en la región de Soto La Marina, con "decenas de Policías Federales y de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, con apoyo de caninos y un helicóptero"