Viernes, 19 de Octubre de 2018

CONFLICTO CATALÁN

La Universidad de Clara Ponseti recibe una carta de protesta de académicos españoles

La Universidad escocesa de St Andrews, en la que enseña la exconsejera catalana Clara Ponsatí, confirmó hoy la recepción de una carta firmada por académicos españoles, en la que reprochan el apoyo que el centro ha mostrado a su profesora, quien afronta una orden de extradición a España.

En declaraciones a Efe, un portavoz de esta universidad afirmó que la vicerrectora Sally Mapstone "ha recibido" la misiva, firmada por 40 personas que se identifican como "un grupo de académicos españoles y otros ciudadanos preocupados por los malentendidos sobre España y el Poder Judicial español".

Destacan entre los firmantes el promotor de la iniciativa, Alfonso Valero, profesor de Derecho en la Nottingham Trent University (Inglaterra) y Fernando Jiménez Sánchez, docente de Ciencia Política de la Universidad de Murcia y experto del Consejo de Europa.

Figuran también como firmantes representantes de organizaciones como Miriam Tey, vicepresidenta de "Sociedad Civil Catalana" y Teresa Freixes, presidenta de "Concordia Cívica".

Ponsatí, que se reincorporó en marzo a su puesto de directora de la Escuela de Economía y Finanzas en la Universidad de St Andrews, quedó en libertad con medidas cautelares el 28 de marzo, tras entregarse voluntariamente en una comisaría de la capital escocesa.

La Justicia española requiere su extradición por cargos de rebelión violenta y malversación de fondos públicos en relación con la organización del referéndum ilegal celebrado en Cataluña el 1 de octubre del año pasado.

Ante la corte, la exconsejera de Educación, a quien se le retiró el pasaporte como medida cautelar, rechazó ser extraditada, porque atribuye su procesamiento a una "persecución política".

La carta enviada desde España responde a las declaraciones que hizo la vicerrectora Sally Mapstone, tras conocerse la orden de detención contra Ponsatí.

La vicerrectora expresó entonces su respaldo a la exconsejera al afirmar que "es una colega valorada" y que la universidad está "comprometida con protegerla y a apoyarla", ya que es "blanco" de la Justicia por "defender sus creencias políticas".

Los académicos españoles señalaron que la actuación del sistema judicial español "ha sido respaldado recientemente por la Asociación Internacional de Jueces" y que Ponsatí "escapó a Bélgica de España tras la ilegal "declaración unilateral de independencia" de su Gobierno.

"Es decir, no por ideas políticas expresadas democráticamente, sino por una serie de actos destinados a separar Cataluña de España actuando en contra de la ley y la voluntad de sus ciudadanos", afirmaron.

En un comunicado publicado hoy, un portavoz de St Andrews señaló que las palabras de Mapstone se hicieron porque "había argumentos legítimos sobre que Clara Ponsatí podría haber sido atacada por sus creencias políticas".

"No está dentro de nuestras competencias decir si estamos o no de acuerdo con esos argumentos, pero es cierto que existen, y deberían ser probados en el debate público y a través del proceso legal", señaló esta fuente.

Recalcó que la institución sigue "comprometida" en "protegerla y ayudarla" y añadió que "como lo hace la profesora Ponsatí", respeta la independencia del sistema judicial y el hecho de que sea un "asunto" que "avance en los tribunales".

Los académicos españoles pidieron a la dirección del centro un cambio en su posicionamiento.

"Exigimos que se muestre a las autoridades españolas y sus ciudadanos el respeto que merecen. Sin duda, usted sabe que sus acusaciones contra la justicia española están alentando a sus propios estudiantes a unirse contra los jueces españoles", destacaron.

Medio centenar de estudiantes participaron ayer en una concentración en apoyo a Ponsatí, organizada por la asociación de estudiantes de la Universidad de St Andrews.

Ponsatí deberá comparecer de nuevo ante un tribunal de la capital escocesa el próximo 12 de abril para una vista preliminar y seis días después dará comienzo el proceso sobre su extradición a España. EFE