Martes, 25 de Septiembre de 2018

EN BEGUR, GIRONA

Dos pintores cubanos exponen en el Casino de Begur en la Feria de Indianos

Los artistas cubanos Abel Pérez Mainegra (Condado, 1929- 2011) y Douglas Darnís Pérez Castro (Cienfuegos, 1972), expondrán sus creaciones pictóricas en el Casino Cultural de Begur en el marco de la XVª Feria de Indianos que se celebrará del 7 al 9 de septiembre.

La exposición pictórica, bajo el título de "El Valle los ingenios", complementa la muestra que se puede ver en las Escuelas Viejas, "La aventura indiana", un relato en femenino que está dedicado a la mujer indiana, que es el tema de esta edición de la Feria.

"Las dos muestras forman parte de la voluntad del equipo de gobierno municipal de consolidarla como referente cultural de la demarcación", ha apuntado el concejal de Promoción Económica y Turismo, Eugeni Pibernat.

Abel Pérez, de estilo ingenuo, catalogado como naif, y Douglas Darnís Pérez, que impone un marcado fondo narrativo de denuncia social en sus obras, ofrecen 41 imágenes que permiten conocer la historia del Valle los ingenios.

Se trata de episodios que no sólo incluyen el paisaje y las estructuras creadas en el entorno de la industria azucarera, sino también la realidad de las condiciones de vida de la zona, marcada durante siglos por la utilización de esclavos como mano de obra.

Una exposición que hace retornar al pasado y evocar una época que tuvo mucha importancia en el posterior desarrollo económico y social de Cataluña.

El llamado Valle de los ingenios, situado en la provincia cubana de Sancti Spíritus, fue considerado ideal para la progresiva instalación de industrias y se convirtió en una de las regiones azucareras más importantes del país.

Los ingenios azucareros, o antiguas haciendas coloniales ubicadas en tierras tropicales americanas, forman parte de la historia económica y social de Cuba, pero también de la de los catalanes que acudieron con el objetivo de hacer fortuna.

La mayoría de los emigrantes catalanes llegaron durante las últimas décadas del siglo XVIII, cuando la isla era controlada por el ejército español y su economía se basaba en diferentes tipos de cultivos distribuidos en grandes extensiones o plantaciones.

La explotación de la caña de azúcar atrajo a numerosos emigrantes de Cataluña, que aportaron su ingenio y capacidad de innovación en la modernización de la industria y, como consecuencia, contribuyeron a la mejora de servicios necesarios para la actividad, como el ferrocarril y la navegación a vapor.

Por su parte, la exposición "La aventura indiana. Un relato en femenino", comisariada por el historiador del arte Juan María Llodrà, está formada por diez lonas, que explican temas diversos como: Quien espera desespera, El amor añorado, No, sin mi permiso; Hasta que la muerte nos separe ... o no; In indiano, indiapendència!; "Amas y empresarias" y "Mujeres de Begur".

En esta última lona aparecen los nombres de María Caner Bataller, Carmen Pi Ralló, Rosa Puig Geli y Maria Lladó, así como fotos de otras mujeres de indianos de los que no se sabe mucho y "Tenemos que sacarlas del anonimato", termina el escrito del tríptico de la muestra.

A parte de las diez lonas, la muestra acoge también documentos diversos, muebles, la proyección de imágenes y un vestido de novia de entre 1910 y 1915 acompañado de un velo modernista. EFE