Lunes, 20 de Noviembre de 2017

EN BARCELONA

La emigración provoca un repunte de las personas atendidas por Cáritas

Las personas atendidas por Cáritas Diocesana de Barcelona han aumentado un 6 % en los cinco primeros meses del 2017 respecto al 2016, debido a que más personas de países en situación de conflicto acuden a la asociación y a que "se consolida la precariedad" en el mundo laboral.

El director de Cáritas, Salvador Busquets, ha ofrecido estos datos hoy en la sede de la organización en la capital catalana, acompañado por el arzobispo de Barcelona Joan Josep Omella.

"No estamos ante un problema coyuntural sino estructural", ha asegurado Busquets, que ha valorado que "no se está haciendo lo necesario" para solucionarlo.

La adjunta a la Acción Social de Cáritas, Mercè Darnell, ha afirmado que en 2016 "se ha consolidado el perfil del trabajador pobre", puesto que el 16 % de las personas atendidas a lo largo del año tenía trabajo pero los ingresos "seguían siendo insuficientes" y "no garantizaban salir de la pobreza".