Lunes, 20 de Noviembre de 2017

PROGRAMAS

Los participantes del Programa Añoranza y Raíces conocen las Cortes de Castilla y León

Este grupo participa en los programas Añoranza y Raíces de la Diputación de Zamora cuyo objetivo es mantener el contacto con los ciudadanos emigrados, a países latinoamericanos en su mayoría, y de generar y reforzar vínculos entre ambas tierras.

Durante su estancia, que tiene una duración de dos semanas, además de poder reencontrarse con sus familiares y su tierra, los participantes disfrutan también de actividades y visitas a instituciones, como la realizada este martes a las Cortes de Castilla y León.

La presidenta, Silvia Clemente, durante el saludo de bienvenida al Parlamento autonómico, ha trasladado el apoyo y la solidaridad de Castilla y León al pueblo cubano ante las consecuencias del huracán Irma que en los últimos días ha azotado la isla causando la muerte de 10 personas y numerosos destrozos materiales.

Clemente, además de explicar el funcionamiento de la Cámara, ha recordado que, en febrero de 2017, el Parlamento autonómico concedió su más alta distinción honorífica, la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León, a los emigrantes castellanos y leoneses y, de modo particular, “a los que lo son o lo han sido en los países de América, por encarnarse en estos, con la mayor intensidad, las dificultades que envuelven a la emigración”. La concesión de la Medalla se personificó en Pedro Bello Díaz, Sergio Rabanillo Dámera y Pedro José Díez y Díez como representantes de las comunidades de emigrantes castellanos y leoneses en Argentina, Cuba y México.

La presidenta ha recordado que Castilla y León es una Tierra de Acogida, como lo demuestra que tanto el Estatuto de Autonomía, la norma fundamental de la Comunidad, como la Ley de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior, reconocen a los ciudadanos procedentes de Castilla y León que residan fuera de la Comunidad el derecho a colaborar y compartir la vida social y cultural de Castilla y León.