Jueves, 21 de Marzo de 2019

La Junta de Castilla y León aprueba una batería de medidas de Atracción, Retención y Retorno del Talento

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el Catálogo de Medidas de Atracción, Retención y Retorno del Talento de la Junta, que pretende incentivar la existencia de capital humano cualificado en Castilla y León. El documento incorpora nuevas líneas de ayudas para fomentar el empleo de titulados, emprendedores e investigadores; refuerza los apoyos para propiciar el regreso de los emigrados, y renueva iniciativas en el ámbito de la formación con el fin de promover el arraigo de profesionales al territorio. El objetivo final es contribuir a la dinamización económica y social de la Comunidad, por la doble vía de ofrecer personal capacitado a las empresas, para que puedan incrementar su competitividad, y puestos de trabajo a los ciudadanos, con el reto de fijar población.

El texto validado hoy a propuesta de la Consejería de Economía y Hacienda integra un amplio abanico de medidas, algunas nuevas y otras ya en aplicación, diseñadas por varios departamentos del Ejecutivo autonómico y orientadas al aprovechamiento del talento en Castilla y León como un recurso esencial para el desarrollo del tejido económico y social autonómico.

A lo largo de los últimos años, la Junta ha venido aplicando políticas en esta dirección a través de instrumentos de planificación como la Agenda para la Población de Castilla y León 2010-2020; el II Plan Estratégico de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior 2015-2018; el IV Plan de Internacionalización Empresarial 2016-2020; la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos de Castilla y León 2016-2020, o la II Agenda de Acción Exterior de Castilla y León 2017-2020.

Otro de los documentos de referencia es el Acuerdo por la Reindustrialización de Castilla y León, suscrito el 29 de marzo de 2017 entre el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y todos los grupos parlamentarios de las Cortes, donde se contempla la puesta en marcha de un plan de retorno profesional y científico. Meses después, el 9 de noviembre, el Ejecutivo autonómico evaluó en la Comisión Delegada para Asuntos Económicos el informe sobre las actuaciones llevadas a cabo en el programa de retención, atracción y retorno del talento del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE). Y más recientemente la actualización para el periodo 2018-2020 de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2014-2020 ha introducido un programa específico con la finalidad de hacer atractivo el sistema de ciencia y tecnología y, así, retener y captar capital humano.

El texto aprobado esta mañana aborda este reto en tres vertientes: la atracción del talento externo, aprovechando las potencialidades de Castilla y León; la retención del mismo, optimizando la excelencia de resultados obtenida a través del sistema educativo de la Comunidad, y por supuesto su retorno, propiciando el regreso de las personas que emigraron del territorio autonómico por circunstancias laborales, familiares o formativas, entre otras causas.

Subvenciones al empleo como herramienta clave para el anclaje de profesionales

El empleo se configura como una herramienta clave para el anclaje del talento. De ahí que entre las novedades del catálogo se incluyan tres nuevas líneas de subvenciones orientadas a incentivar una ocupación laboral con este fin. Las dos primeras pretenden facilitar el acceso a un puesto de trabajo a los castellanos y leoneses con titulación universitaria, de Formación Profesional (FP) de grado medio o superior o con certificados de profesionalidad equivalente, que hayan residido o trabajado en el extranjero o en otra comunidad durante al menos dos años (o 12 meses, si son menores de 36 años).

Por un lado, se plantean ayudas a empresas y entidades que realicen contratos indefinidos a jornada completa a estos colectivos (bajo el título ‘Retorna y Trabaja’); por otro, se prevén incentivos a personas que regresen para poner en marcha o desarrollar su propio proyecto laboral (‘Retorna y Emprende’). El importe de estas subvenciones alcanzará con carácter general un tope de 10.000 euros, ampliables si el trabajador es mujer, si la actividad subvencionada está en el medio rural o en una zona amparada por un Programa Territorial de Fomento, o si tiene carácter innovador.

La tercera pata de esta estrategia son apoyos anuales de hasta 30.000 euros a compañías con centro de trabajo en la Comunidad que incorporen a sus plantillas a personal investigador para el desarrollo de un doctorado industrial o bien realicen contratos indefinidos de postdoctorados industriales.

Apoyos para sumar investigadores excelentes

Junto a esto, y para favorecer la captación de talento de alto nivel, se prevé la puesta en marcha de un programa de incorporación de investigadores excelentes, con varios instrumentos de apoyo. Entre ellos cabe citar las ayudas para reforzar los proyectos en desarrollo del personal de universidades y organismos de investigación que ha superado la primera fase de la convocatoria del European Research Council (ERC); las subvenciones a la contratación de investigadores que han obtenido una beca del ERC, y la cofinanciación de ayudas conseguidas en concurrencia competitiva por el sistema universitario de Castilla y León. Adicionalmente, se contemplan incentivos para las unidades de investigación e institutos universitarios de investigación singulares, con el reto de avanzar en la llamada ‘escalera de excelencia’.

Nueva plataforma web Talento Castilla y León y activación del Pasaporte de Vuelta

El programa presentado esta mañana abre asimismo un nuevo canal para intensificar la labor de atraer capital humano cualificado a la Comunidad. Se trata de la plataforma web Talento Castilla y León, que aglutinará toda la información de las iniciativas que está desarrollando la Junta de Castilla y León, centralizará los servicios que se ofrecen y aportará información sobre los apoyos disponibles. Esta herramienta también facilitará la conexión entre las empresas y los candidatos –cruzando la demanda de profesionales con la oferta de estos perfiles– y el contacto con el equipo de ayuda al retornado, que se creará para prestar asesoramiento, acompañamiento y asistencia tanto a los castellanos y leoneses que deseen volver a su tierra, como a los extranjeros interesados en venir a la Comunidad.

De la misma forma, dentro de las iniciativas ideadas para favorecer el regreso de castellanos y leoneses en el exterior, el catálogo aprobado hoy recoge el incremento de las ayudas al empleo por cuenta ajena y autoempleo de jóvenes emigrantes retornados y la activación del denominado Pasaporte de Vuelta. Se trata de dos medidas incluidas en el Acuerdo Especial de Refuerzo de las Políticas de Empleabilidad de la Juventud de Castilla y León 2019-2020, firmado el pasado 30 de enero por el presidente de la Junta con los agentes económicos y sociales en el marco del Diálogo Social.

Más formación en profesiones tecnológicas y mejor coordinación institucional

En el campo de la formación, se prima la cualificación de los trabajadores en los conocimientos y habilidades más demandados por las empresas, perfiles que se identificarán a través de un grupo de trabajo que se constituirá y estará formado por representantes de las consejerías de Educación y Empleo, en coordinación con la de Economía y Hacienda. Asimismo, se plantean actividades para divulgar entre escolares en edades tempranas, docentes y asociaciones de madres y padres de alumnos las oportunidades de futuro que existen en el ámbito de las profesiones relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Por último, el documento hace referencia a la necesidad de potenciar la coordinación con otras instituciones que están desarrollando o vayan a planificar medidas dirigidas a la atracción, retención y retorno del talento, con el fin de alcanzar la máxima eficiencia en la ejecución de las actuaciones y el empleo de los recursos.

El catálogo presentado esta mañana incorpora todas las iniciativas que viene aplicando en esta dirección el Gobierno de Castilla y León, desde diversas áreas, como las encaminadas al fomento de la creación de empresas basadas en el conocimiento para promover la generación de empleo cualificado y las de mejora de la competitividad del tejido productivo para incentivar más demanda de personal formado, o las ayudas a la contratación de profesionales con cualificación tanto en el sistema de ciencia y tecnología de Castilla y León, como en centros sanitarios o en compañías privadas.